The Division es una ficción. Una ficción real que parte del concepto que cubre la obra completa de Tom Clancy: tomar una historia real, algo tangible y palpable y sobreexponerlo hasta convertirlo en una ficción lo suficientemente plausible como para ser una espejo distópico de la sociedad cuya mayoría de elementos deben ser reales para mantener la ficción. The Division no es ajeno a este proceso, como obra también bajo el paraguas de Clancy, explota la realidad para dar verosimitud a la ficción.

Una epidemia, una pandemia. El caos, el fin de la sociedad moderna. Son conceptos fácilmente plausibles dentro de la ficción de Clancy, por lo que resulta más que interesante ver de dónde viene esta ficción. Qué tiene de real, cuales son los elementos que dan coherencia al que está llamado a ser uno de los títulos más importantes de 2016 y la próxima IP de referencia para Ubisoft, para que se basaron en documentos y declaraciones de expertos para darle mayor sensación de realidad:

“El estudio de The Division habló con asesores, exagentes de la CIA, miembros del ejército, expertos en supervivencia y médicos para conseguir escenarios realistas. Nosotros hemos querido continuar con esa labor y nos hemos acercado a la UME y a los expertos en este terreno en España para saber qué opinan de The Division y qué ocurriría en nuestro país si se diera una situación similar a la que se enfrentan los jugadores en el videojuego” - Elena Ruiz, Brand Manager de The Division para Ubisoft Spain.

Con motivo de la presentación del juego, Ubisoft, en colaboración con la Unidad Militar de Emergencias del ejercito español nos contó que parte de cierta, o al menos, qué paralelismos, hay entre lo que vemos en The Division y la vida real. Como bien nos contó el Teniente Coronel Carlos Javier Armada de la UME, la unidad que manda sería lo más parecido en la vida real a los agentes de The Division, salvando por mucho las distancias: aquellos que harán frente a la amenaza de un ataque biológico, desde el análisis hasta el tratamiento de la zona, víctimas y procedimientos para mitigar el mismo, como bien apuntaba Bernardo Buesa, especialista en Protección de Infraestructuras Críticas.

"Si bien The Division plantea una situación con base real que podría darse en una sociedad moderna, hoy tenemos medios suficientes para minimizar las consecuencias de una epidemia de viruela y no llegar a un escenario de colapso total”.

Unidad Militar de Emergencias en acción (The Division)

No nos bastaba con jugar a Tom Clancy's The Division, así que decidimos vivir con la Unidad Militar de Emergencias un simulacro de ataque biológico :O

Posted by Hipertextual on Martes, 8 de marzo de 2016


A través de la ponencia y un simulacro posterior, nos mostró los paralelismos del universo del juego con la realidad. La Dark Zone, la zona más peligrosa del juego y foco de la infección, también tiene su parte de realidad "Zona Caliente" como así la llama la UME y los procedimientos, aunque eso sí, en la vida real no hay bandidos y desde luego los más de 6000 agentes no se disparan entre sí mientras llega la evacuación.

Lo más interesante sin duda de esta visita a la UME es que pudimos asistir de primera mano a un simulacro de ataque biológico, unos billetes contaminados con un virus al igual que en videojuego, en el que la UME nos explicó paso por paso el procedimiento de análisis y actuación: desde el procedimiento de análisis con un robot especializado y preparado para entrar en zonas de riesgo o contaminadas, hasta el equipo posterior que analiza la muestra y la lleva a un laboratorio sobre el terreno tremendamente avanzado que es capaz de dar resultados de las muestras en menos de 4 horas.

Durante esta simulación de riesgo biológico, el equipo de expertos de la UME, que serían los que actuarían para reforzar los servicios civiles cuando estos no fueran capaces de afrontar una situación de emergencia similar a la que, por ejemplo, se presenta en el juego.

Unidad Militar de Emergencias
Unidad Militar de Emergencias
Para una situación similar a la que se da en The División, en el operativo preparado por la UME, aunque lógicamente muy diluido respecto a una situación real, el primer paso, una vez detectada la amenaza y avisada la Unidad Militar de Emergencias, un robot preparado para tomar muestras y hacer frotis es el primer paso antes de la llegada de los operadores: el robot, controlado por un miembro de la UME, analiza el entorno, hace un frotis de la muestra para enviar al laboratorio y, con los datos del entorno tomados, el equipo de especialistas de riesgos biológicos de la UME se desplaza al lugar para hacer un examen de la zona, del riesgo y del materia contaminado que será enviado al laboratorio de acción rápida comentado anteriormente.

Una vez tomada la muestra y analizado el entorno, es el momento de evacuar la zona caliente o zona cero, y descontaminar todo el personal, vehículos, población o civil o dispositivos que hayan estado en contacto con el agente biológico o químico, todo a través de un proceso en el que se evitar que se contaminen otras personas u objetos y para los que la Unidad Militar de Emergencias tiene preparado un plan de contingencia y despliegue.

Salvando las distancias, en caso de que se diera una situación de peligro similar, la UME sería la encargada de controlar la situación si un virus se expandiera en nuestra ciudad y provocara el colapso de los servicios que usamos a diario, pues este regimiento sería el encargado de reaccionar ante una situación similar a la que plantea el videojuego para restablecer el orden, la energía, el transporte, las comunicaciones y los hospitales, si las fuerzas locales y autonómicas no pudieran controlar la situación.

En The Division, que ya está disponible PlayStation 4, Xbox One y PC, el jugador se sitúa en una Nueva York devastada por un virus mortal, donde encarna a uno de los agentes tácticos e independientes de la División, que se activan para restablecer el orden en la ciudad.

👇 Más en Hipertextual