En mitad de las polémicas y éxitos de Uber alrededor del mundo, la compañía californiana se lleva enfrentando desde su nacimiento al mismo problema que tantas otras tecnológicas han tenido durante años: la protección de sus codiciados datos. Por esta razón han anunciado un programa en el que retan a piratas informáticos e investigadores a encontrar vulnerabilidades en su plataforma software a través del programa HackerOne.

El anuncio se hace efectivo después de un año de pruebas con la betaComo hicieran Microsoft, Google y Facebook con "buscadores de fallos" en su propia plantilla, Uber busca algo parecido, pero ampliándolo a aquellos que no conocen el código de la plataforma desde dentro. Ha establecido de forma muy clara el premio que recibirá cada fallo encontrado: unos 10.000 dólares por cada uno de ellos. Entendiendo que estos deben ser errores críticos. Si ademas, un investigador encontrase múltiples fallos se establecería un programa de fidelización por el compromiso de estos con Uber por lo que serán recompensados nuevamente.

Enfocado a modo de juego se propone a los informáticos un "mapa del tesoro" exponiendo la información, extraída de la larga experiencia de los trabajadores de Uber, de los lugares en donde posiblemente encuentren más fallos.

Los registros de los conductores, los datos bancarios de los clientes o, simplemente la seguridad de la propia aplicación sigue siendo algo que trae de cabeza a los directivos de Uber, y ya vienen trabajando en ello desde hace tiempo a tenor de lo ya sucedido anteriormente. Ya en octubre del año pasado se enfrentaron a un fallo en el software que dejó al descubierto los datos personales de 700 conductores en Estados Unidos. Y algo parecido pasó con algunos de los datos confidenciales de los usuarios en China.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.