The Walking Dead 6×12: se acabó la suerte

En el que probablemente haya sido uno de los episodios más flojos de la temporada, las decisiones difíciles abundan, pero parecen ser tomadas casi sin pensar. Tiene sentido que se trate el tema con urgencia, y que nadie esté dispuesto a tomar riesgos, pero parece que la falta de consideración en este caso, ha sido un error.

El capítulo inicia de una forma bastante extraña, una Carol horneando galletas y repartiendo por Alexandria como una buena vecina de poster de los años 50. Luego, una escena romántica totalmente carente de química o preámbulo entre ella y un personaje tan irrelevante que ni siquiera puedo recordar que alguna vez hayan mencionado su nombre. Si a algunos les pareció forzada la relación entre Michonne y Rick que venía construyéndose desde hace par de temporadas, no imagino esto.

Amor en tiempos de zombies

the walking dead 6x12

La primera mitad del episodio parece intentar apelar a nuestra simpatía por algunas de las relaciones de pareja de la serie, pero lo hace con parejas a las que le han dedicado menos de cinco minutos en total para que siquiera nos importen. Una cosa es el valor individual de los personajes, y otra es la de sus relaciones con otros. Glenn y Maggie son una cosa, su relación ha tenido más tiempo en pantalla que ninguna otra. Cuando pensamos en la muerte de uno, no podemos evitar pensar como quedaría devastado el otro, estamos interesados en ellos, son un item.

Nadie va a soltar una lagrima por Rosita y Abraham, tampoco por Tara y Denise. Sus relaciones simplemente no han tenido suficiente tiempo en pantalla como para que el espectador siquiera las considere reales. Honestamente se sintió bastante innecesario y relleno barato.

Hasta ahora habíamos tenido suerte

the walking dead 6x12

Resulta un poco increíble que Glenn no haya tenido que matar a otra persona hasta el episodio de hoy. El peso de las decisiones que ha tenido que tomar, probablemente lo persiga por un buen tiempo. Parece ser el único al que aún afectan el horror de las cosas que tienen que hacer. Glenn siempre ha sido este tío bueno que todos queremos, rompe un poco el corazón verlo perder la pizca de inocencia que le queda. Y da terror pensar lo que pudiese pasar si algo le pasara a Maggie.

En general el capítulo ha dejado mucho que desear, por momentos es lento, rayando en lo aburrido. Y, luego va a un ritmo tan acelerado que apenas se puede apreciar y digerir lo que sucede. Aunque estuve al borde de mi asiento durante la escena del asalto, mordiéndome los labios con temor de que pudiesen matar a otro personaje en cualquier momento, el desenlace ha sido bastante decepcionante. Un episodio carente de profundidad, y sin embargo, apenas una pequeña mancha para una temporada que ha sido magistral.

hazte socio

Recomendados