Los salarios de las mujeres en México: 10 años de rezago
Ditty_about_summer - Shutterstock

"La brecha salarial de género se define como la diferencia entre la media de ingresos entre hombres y mujeres con relación a la media de ingresos de los hombres." Así conceptualiza este término el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), y en este sentido, en México, hay todavía mucho qué trabajar para cerrar la brecha salarial. No se trata solo de un reto de este país y sí uno de vital importancia en la agenda mundial y del que se estima que serán necesarios 117 años para que la brecha de género se cierre en el aspecto económico.

Serán necesarios 117 años para que la brecha de género se cierre en el aspecto económico

Y es que la brecha de género comienza desde las oportunidades laborales que existen para las mujeres. En México no es poco común encontrar restricciones de género para conseguir trabajo y, aunque se obtenga, es probable que sea realizado con una remuneración menor a la que recibiría un hombre en el mismo puesto. Esto lo dejan ver los análisis y reportes que distintas organizaciones realizan para monitorear los avances y retrocesos en este tema a nivel mundial. Es el caso del Reporte de Brecha de Género anual que realiza el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

México se encuentra en el puesto 71 de las 145 naciones analizadas. Los avances más significativos se encuentran en materia de oportunidades igualitarias en educación y salud, sin embargo, en el tema de las oportunidades económicas, así como la participación política presenta una gran brecha de género. Desde 2006, México se encuentra en posiciones similares, siendo 2015 su mejor puesto con respecto a los demás años; los avances más significativos siguen estando en el área de salud y educación, así como algunos avances en la participación política de las mujeres.

Aún con lo anterior, el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados, en su documento "Situación actual de la mujer en México: retos y perspectivas", señala que:

Casi el 50 por ciento de las mujeres de 15 años y más se encuentran en situación de rezago educativo. Es decir, 23 millones de mujeres de esa edad no contaban con la educación mínima para desempeñarse adecuadamente en el mercado laboral en 2010

En México, de los 52.1 millones de personas que integran la fuerza laboral 32 millones 400 mil son hombres y 19 millones 700 mil son mujeres. Esto significa la menor tasa de participación laboral femenina en toda América Latina. Según el INEGI, la razón de esta diferencia se debe a que aún muchas mujeres se dedican al hogar. Ahora bien, las mujeres trabajadoras ganan 22.9% menos que los hombres; y se estima que la brecha salarial de género en México alcanza del 10 al 15% en promedio. El panorama es complicado cuando conocemos que el incremento de sueldo de las mujeres, aunque lo ha habido, llega a los promedios que los hombres tenían hace 10 años, es decir los salarios de las mujeres tienen un rezago de una década.

Por otro lado, los únicos puestos en los que las mujeres ganan más que los hombres corresponden a las áreas de las Fuerzas Armadas, algunos servicios y trabajos domésticos, en este último se maneja una cifra del 6% mayor que los salarios para hombres. En cuanto a los puestos políticos las mujeres ocupan generalmente los puestos de menor rango.

Pese a todas estas situaciones, y tal vez por esto mismo, las mujeres son grandes emprendedoras en México, según la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en 2013, señaló que de cada cinco pequeñas y medianas empresas (Pymes) creadas, tres eran lideradas por mujeres.

La agenda global

Como se comentaba líneas arriba, este tema no es exclusivo de México. En el panorama mundial los avances en esta materia todavía requieren de muchos años de trabajo. En los análisis del Banco Mundial que datan del 2006 se ha documentado una década ya de la brecha de género y se pueden deducir lo siguiente:

  • La fuerza laboral femenina ha crecido de 1.5 mil millones de personas en 2006 a 1.75 mil millones en 2016.
  • El aumento en los salarios no ha cerrado la brecha de género en esta década. Los salarios de las mujeres son los que tenían los hombres hace 10 años.
  • El mayor avance en esta materia corresponde a la participación femenina en los puestos políticos. En 2015, 19% de los puestos parlamentarios estaban a cargo de mujeres, el 15% de los puestos de ministros y el 50% de los países han tenido una mujer a la cabeza del poder. Aún así la tendencia mundial tiene mucho trabajo por delante en este sentido.

El siguiente mapa del Reporte de Brecha de Género 2015 del WEF por países.

Los países con los menores índices en cuanto a brecha de género son:

  • Islandia
  • Noruega
  • Finlandia
  • Suecia
  • Irlanda
  • Ruanda
  • Filipinas
  • Suiza
  • Eslovenia
  • Nueva Zelanda

Recomendados