A un año de que Méxicoleaks fuera lanzada, el balance no puede hacerse únicamente desde el número de "soplos" que ha recibido la plataforma y los periodistas que la integran; tampoco desde el número de reportajes que se han realizado a través de las denuncias anónimas ciudadanas, y, aunque lo anterior es importante, lo es más que a pesar de todo siga en pie, generando investigación, cohesionando grupos de periodistas y cerrar filas en torno al ambiente hostil al que se enfrentan los periodistas en México.

Las consecuencias de Méxicoleaks puede medirse desde que esta fuera lanzada. Recordemos que este fue el motivo (o el pretexto) para quitar del aire a la periodista Carmen Aristegui. El medio MVS así lo decidió alegando que no fue consultado para unirse a la labor de Méxicoleaks y por este "abuso de confianza" había decidido despedir a los reporteros Daniel Lizárraga e Irving Huerta; poco tiempo después Carmen Aristegui correría la misma suerte a lo que MVS argumentó que la periodista no quiso ceñirse a la línea editorial que había propuesto. Pese a los procedimientos legales, Carmen Aristegui sigue fuera del aire como acostumbraba pero presente en Méxicoleaks como grupo de investigación.

A lo conseguido en este año de vida, los medios que participan en la plataforma dicen tener consenso en varios puntos para el manejo de la información y el uso de esta:

  • 1) los miembros de la alianza preservan su independencia editorial y sus respectivos procesos internos. Nadie impone al resto pautas o criterios. Se parte del absoluto respeto al ser y al proceder de cada organización y medio.

  • 2) Un soplo puede llegar a uno de los miembros de la alianza o a varios o a todos. Cuando llega a sólo un medio, éste se hace cargo de su soplo y decide si lo investiga o lo desecha y determina cuándo y cómo publicarlo. Si llega a más de uno, pregunta a los otros que lo recibieron si les interesa el tema. A partir de ello, puede crearse un equipo que realice la investigación de manera conjunta; o, por el contrario, cada miembro puede investigar el soplo por su cuenta. El miembro de la alianza que anuncia al resto su interés por un soplo, tiene mano para determinar la fecha de publicación. Es, pues, un mecanismo flexible que permite optar tanto por la cooperación como por la competencia.

  • 3) Se asume el compromiso de verificar la autenticidad de los documentos filtrados y la veracidad de su contenido, así como de valorar si la información es relevante y de interés público. A partir de ello, se inicia la investigación con el propósito específico de aterrizar la filtración en un texto periodístico: una nota informativa, un video, una crónica, un reportaje.

Informar y no desprestigiar

TonelloPhotography - Shutterstock
TonelloPhotography - Shutterstock

Los integrantes de Méxicoleaks: Animal Político, emeequis, Más de 131, Periodistas de a Pie, Poder, Proceso, Red de Defensa de los Derechos Digitales (RD3), Aristegui Noticias, señalan que la cultura del whistleblower no es tan robusta como en otros países y es por esto que deben doblegar esfuerzos, sobre todo para no caer en engaños, información fraudulenta o "soplos" que buscan desprestigiar a particulares sin ningún interés periodístico.

Por otro lado, y como decíamos al principio, la plataforma sí ha dado frutos en cuanto a reportajes se refiere: durante este año, Méxicoleaks, asegura que han generado 25 textos periodísticos sobre 11 temas distintos. De los más destacados podrían mencionarse los siguientes:

Este último muy reciente y en el que se expone el grado de corrupción que se vive en casi todos los niveles de la sociedad. Méxicoleaks también ha señalado cómo los mismos institutos gubernamentales no se ven libres de corrupción y hacen uso del poder que de otra forma desconoceríamos o serían hechos que tardarían a salir a la luz pública.

Es por esto que a un año del lanzamiento de Méxicoleaks su presencia se ve más que justificada y su labor más que imperante; lo es porque parece que México no es un país para periodistas, porque, lamentablemente, los accesos a la información y la libertad de expresión son procesos que aún se tienen que defender. Sigue vigente la presentación que hiciera Carmen Aristegui aún en los micrófonos de MVS cuando informó que su equipo participaría en la plataforma Méxicoleaks: "No hay democracia posible sin prensa independiente… que exponga los asuntos de interés público con rigor, con fuerza y con la claridad que se requiere en tiempos como los que vivimos en México".