Los ictiosaurios fueron unos reptiles marinos peculiares. Su apariencia similar a la de los delfines, junto con su relación de parentesco con los dinosaurios, convierten a estos animales en unos fósiles icónicos, a pesar de que desaparecieron hace 90 millones de años. Su extinción ocurrió treinta millones de años antes del final del Cretácico, etapa en la que los dinosaurios también se "evaporaron" del planeta. Pero el declive de los ictiosaurios había sido un misterio para la ciencia hasta la fecha. Científicos de la Universidad de Oxford desvelan en Nature Communications el motivo por el que estos reptiles marinos desaparecieron de la Tierra. Y la razón no es otra que el cambio climático.

El cambio climático y una reducida tasa evolutiva explican la extinción en dos fases de los ictiosauriosEl trabajo revela por fin uno de los grandes enigmas de la investigación en paleobiología: cómo y por qué murieron los ictiosaurios. Y es que su desaparición era un suceso extraño, especialmente por haber sucedido decenas de millones de años antes que la de otras especies durante el final del Cretácico. La conclusión de este período histórico también dio lugar a una nueva era, caracterizada por el auge exponencial de los mamíferos. Como explica el Dr. Valentin Fischer, de la Universidad de Lieja y la Universidad de Oxford, el trabajo ha permitido analizar por primera vez "la extinción de este grupo marino crucial. Comparamos la diversidad de los ictiosaurios con el registro geológico del cambio global, poniendo especial interés en las dinámicas de los conjuntos de datos".

Así fue como descubrieron que estos reptiles marinos estaban muy diversificados durante el último capítulo de su historia, con varias especies, formas y nichos ecológicos. Sin embargo, su evolución fue más lenta que en épocas anteriores. Además, según los autores, los conocidos popularmente como "T-Rex marinos" fueron afectados negativamente por los cambios climáticos que ocurrieron durante el Cretácico, asociados a su vez con una importante volatilidad ambiental. Los científicos sostenían hasta la fecha que la desaparición de los ictiosaurios podría haberse debido a eventos menores, tales como una competitividad en aumento con otros depredadores marinos y la disminución de su fuente de alimento.

Sin embargo, el uso de técnicas de última generación para medir la biodiversidad ancestral ha permitido a los investigadores trazar la evolución de estos reptiles marinos durante sus últimos 120 millones de años de vida. Sin embargo, su reducida tasa evolutiva y la existencia de un cambio climático muy intenso explicarían la extinción de estos reptiles con apariencia de delfines, que pudo ocurrir en dos etapas diferenciadas según el trabajo en Nature Communications. Como explica el Dr. Fischer, aunque el incremento de las temperaturas y los niveles del mar que se estiman según los registros geológicos no habrían afectado directamente a los ictiosaurios, efectos secundarios [derivados del cambio climático] como la disponibilidad alimentaria, las rutas migratorias o la existencia de competidores podrían haber provocado su desaparición. Con este estudio la ciencia pone fin a uno de los grandes misterios de la biología marina de las últimas décadas.

👇 Más en Hipertextual