Sin duda los imanes son una de las cosas que más amplias aplicaciones tienen en nuestra vidas, aunque en la mayoría de las ocasiones pasen desapercibidos. Por ello, las mejoras su diseño y fabricación es determinante para seguir avanzando en algunos de los campos con aplicaciones directas más importantes: espacial, medico, eléctrico, del automóvil... Y esto es lo que presenta Polymagnet: metales que tiene tener patrones magnéticos específicos que pueden repeler y atraer en la misma superficie y con distinta intensidad.

La aplicaciones de este tipo de imanes son infinitos Aunque pueda ser algo pequeño en comparación con su uso en medicina, este nuevo sistema de imanes puede utilizarse en algo tan sencillo como los cierres textiles que utilizamos todos los días en nuestra ropa, solo en que vez de atraerse ambas partes del cierre, puede hacerse mucho más seguro al utilizar estos metales especiales y forzar el cierre de los mismos girándolos y no solo acercándolos unos a otros.

De momento el sistema desarrollado por Polymagnet es experimental, y queda mucho recorrido para que ser puedan aplicaciones comerciales de gran nivel, pero sin duda alguna es un paso determinante para el desarrollo de nuevos productos que utilizan estas fuerzas de atracción a la carta cambiando las propiedades magnéticas de los metales.