Un estudiante se imprime un aparato dental en 3D para arreglarse la dentadura

Amos Dudley es un experto en diseño 3D de Estados Unidos que harto de estar infeliz por su dentadura, decidió solucionarlo por su cuenta con ingenio, software de modelado y una impresora 3D.

Lo primero que hizo Amos fue sacar un molde de su dentadura superior, donde destaca la posición adelantada del incisivo lateral derecho, algo que afectaba a su sonrisa y a su estado anímico. El incisivo interior derecho también tenía una posición ligeramente retrasada.

Amos Dudley.

Amos Dudley.

Estudiando cómo solucionarlo por su cuenta se cruzó con más artículos sobre alineación ortodóntica. Los pasos que tomó a continuación son sencillos, aunque requieren de mucho cuidado, y avisa de no hacerlo por nuestra cuenta. Una recomendación que también extendemos en Hipertextual.

Tras tomar el molde, lo escaneó en tres dimensiones utilizando NextEngine, un software de escaneo común en la industria. Una vez con el modelo en su ordenador, creó una animación que, en varios pasos, corregía la posición de sus dientes. Ahora solo necesitaba crear un molde para su dentadura de cada uno de esos pasos.

Amos Dudley.

Amos Dudley.

Su impresora 3D no era suficientemente precisa para hacerlo, así que tuvo que usar la de su universidad. Un proceso laborioso de prueba y error hasta que consiguió encontrar cómo eliminar burbujas que quedaban en los moldes y encontrar una forma de que no le irritara las encías al ponérselo.

Para la impresión final utilizó PROFORM .030, un material biológicamente inerte que le permitía tenerlo en su boca durante días sin que afectara a su salud.

Amos Dudley.

Amos Dudley.

Amos describe la sensación de llevarlo, durante día y noche, menos durante las comidas, como “más cómoda que los brackets” y que encajaba “muy bien” con su dentadura. Notaba cómo causaban “cierta presión en los dientes que pretendía mover”.

Las diferentes etapas de la corrección ortodóntica. Amos Dudley.

Las diferentes etapas de la corrección ortodóntica. Amos Dudley.

Tras 16 semanas de uso, la dentadura ha sido totalmente adaptada y los resultados son aparentemente buenos, a falta de una evaluación odontológica profesional. Ahora piensa en crear unos nuevos moldes que le ayuden a mantener la posición de sus dientes para ponerlo durante las noches. Además, nota que tenerlo le ha ayudado con el rechinamiento de dientes —bruxismo— nocturno que padecía.

Antes del tratamiento. Amos Dudley.

Antes del tratamiento. Amos Dudley.

Después del tratamiento. Amos Dudley.

Después del tratamiento. Amos Dudley.

Más de: IMPRESION 3D
hazte socio

Recomendados