La OMS declara a zika como “emergencia sanitaria global”
James Gathany (Wikimedia)

La reunión de la Organización Mundial de la Salud ha terminado hace unos minutos con una preocupante declaración. La OMS ha calificado a zika como "emergencia sanitaria global", el mismo nivel empleado para describir el brote epidémico del ébola y de la polio en 2014 y la pandemia de gripe en 2009. Como apuntan desde New York Times, esta es la cuarta vez que la OMS declara una "emergencia global" después de que instaurase este procedimiento en 2007.

Cinco estudios epidemiológicos tratan de determinar si existe relación entre la infección por Zika y los casos de microcefaliaSegún la Dra. Margaret Chan, directora general de la OMS, "no es zika lo que preocupa especialmente, sino su posible asociación con los casos de microcefalia y trastornos neurológicos", algo que califica como "evento extraordinario". La organización no ha confirmado todavía si existe una relación causal entre estos problemas, pero sí ha aconsejado a las mujeres que puedan hacerlo que "retrasen sus viajes a las zonas afectadas por zika". Hace solo unos días, la propia OMS afirmaba que el virus se estaba extendiendo en América Latina de manera explosiva. Según algunas estimaciones, en los próximos doce meses podrían darse de 3 a 4 millones de casos de zika.

El virus del Zika circula actualmente en 25 países, aunque las zonas más afectadas se concentran en Brasil y Colombia. En estos países, de acuerdo a Chan, se han confirmado 270 casos de microcefalia de los 4.000 detectados inicialmente. En la actualidad hay cinco estudios epidemiológicos en marcha para confirmar la relación causa-efecto entre la infección por zika, aunque las hipótesis iniciales apuntan que "el mayor riesgo de aparición de microcefalias y malformaciones está asociado con la infección en el primer trimestre del embarazo". Fue precisamente en Brasil donde se levantaron las primeras sospechas sobre la relación del zika con la microcefalia, ya que en este país los casos de malformaciones aumentaron veinte veces en 2015 con respecto a 2014.

La declaración de emergencia sanitaria global realizada por la OMS se centrará en el control de las poblaciones de mosquitos del género Aedes, responsables de la transmisión del virus. Para ello la entidad también recomienda evitar las picaduras de mosquitos, especialmente en el caso de mujeres embarazadas, usando mangas largas, repelentes y eliminando los posibles focos de criaderos de los insectos. El objetivo es desarrollar una respuesta unitaria a nivel internacional que acelere también la investigación de vacunas y posibles tratamientos contra zika. Entre los motivos que preocupan a la OMS se encuentran precisamente la ausencia de vacunas o terapias, la falta de inmunidad en las zonas afectadas y la carencia de métodos de diagnóstico de la infección, que puede ser fácilmente confundida con el dengue. Los síntomas de la infección son similares a los que presenta esta segunda enfermedad e incluyen fiebre, malestar general o erupciones cutáneas. Es precisamente la asociación con los inesperados casos de microcefalia lo que más preocupa a los 18 expertos de la OMS hoy reunidos. Frenar la expansión e investigar para prevenir y luchar contra el zika son los objetivos clave de las conclusiones realizadas por la Organización Mundial de la Salud.

Recomendados