Three, que opera en seis países de la Unión Europea, anunciará en el Mobile World Congress de Barcelona — según las fuentes cercanas al caso — su acuerdo con Shine. Reino Unido e Italia son los países en los que más probabilidad hay de que se implemente la tecnología que permitiría a sus usuarios navegar y usar aplicaciones sin descargar y mostrar publicidad.

Three anunciará sus pruebas, realizadas con la ayuda de unos clientes seleccionados, en los próximos meses para desarrollar un lanzamiento e implementación en sus enormes redes. Entre los inversores de Shine encontramos a Li Ka-Shing, el magnate de Hong Kong presidente y accionista de la Corporación Hutchison Whampoa, dueña de Three.

De confirmarse supondría un preocupante precedente para los medios digitales, las redes sociales y cualquier servicio que dependa de la publicidad para mantener su negocio en pie. Sólo en Reino Unido, Three cuenta con más de 9 millones de suscriptores. El impacto en el negocio de la publicidad sería importante. Algo que aprovecha Shine para realizar una agresiva campaña publicitaria.

El movimiento atraerá la atención de los reguladores ya que la tecnología intercepta comunicaciones y viola uno de los principios fundamentales de la neutralidad de la red: que todos los datos sean tratados de la misma forma. Las operadoras, por su parte, piensan que están perdiendo control frente a los servicios que ofrecen compañías como Facebook o Google sin estar sometidas a regulación y sin realizar inversión en despliegue de antenas o fibra.

Es el discurso de Digicel, la primera compañía que decidió bloquear toda la publicidad, alegando que si Google, Yahoo o Facebook quieren mostrar anuncios tendrían que pagar por hacerlo:

«Compañías como Google, Yahoo y Facebook hablan mucho y obtienen mucho crédito por sus ideas de llevar Internet a todo el mundo, pero no invierten dinero en ello. En lugar de hacer eso, usan nuestras redes e inversiones para hacer dinero ellos mismos,» declaró en septiembre Denis O’Brien, ejecutivo de Digicel.

Digicel tiene casi 14 millones de suscriptores en Centroamérica. La operación no tiene nada que ver con mejorar la experiencia de los usuarios, es una guerra de trincheras entre operadoras y empresas de servicios donde los más perjudicados podrían ser los medios digitales y creadores de contenido que basen su negocio en la publicidad.

**Actualización:**

Three ha emitido un comunicado donde afirma que no quieren eliminar la publicidad en plataformas móviles, que ofrecerán «en los próximos meses», y que sus «objetivos» son:

1. Los clientes no deberían pagar la transferencia de datos para recibir publicidad. El coste debería ser asignado al anunciante.

2. La privacidad y seguridad de los clientes debería ser protegida totalmente. Algunos anunciantes utilizan sus anuncios para extraer y explotar económicamente datos sobre los clientes sin su conocimiento o consentimiento.

3. Los clientes deberían tener el derecho a recibir publicidad que sea relevante e interesante para ellos, y que su experiencia de navegación no sea degradada por anuncios excesivos, intrusivos, indeseados o irrelevantes.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.