En media hora comienza la esperada rueda de prensa de Advanced LIGO, en la que se presentarán los últimos resultados del detector. De confirmarse las expectativas, los científicos anunciarían la detección de ondas gravitacionales por primera vez en la historia, después de que fueran postuladas por Albert Einstein con la formulación de la teoría de la relatividad general. Se abriría entonces un nuevo capítulo en la historia de la física, que nos permitiría conocer más acerca de algunos de los fenómenos más violentos y exóticos del cosmos.

Las ondas gravitacionales son una especie de "ecos tenues" que nos permitirían escuchar por primera vez eventos tan intrigantes como desconocidos. Si Advanced LIGO finalmente confirma su hallazgo, abriríamos la puerta a oír fenómenos como los primeros instantes del universo, las colisiones de agujeros negros o la explosión de supernovas. En otras palabras, los investigadores no solo podrían "observar" el cosmos, sino que comenzarían a contar con el sentido del oído para conocer más detalles acerca del universo. El posible descubrimiento nos permitiría también escribir una nueva era, protagonizada por la astrofísica gravitacional. En unos minutos lo sabremos.