¿Funcionará el formato episódico en el nuevo Hitman?

2016 es un año de aniversarios. Entre otras sagas históricas, Pokémon cumple 20 años, Resident Evil debutó hace 25 años y el Agente 47 alcanza los 15 años. Y, curiosamente, las formas de celebrar dichos aniversarios son bastante peculiares: Pokémon y la lucha se darán la mano en Pokken Tournament, Resident Evil estrenará un TPS de dudosa calidad como Umbrella Corps y los chicos de IO Interactive se pasan a lo episódico con Hitman.

Sí, las tres estrategias parecen alejadas de lo que marcas tan míticas merecen. Y es que, ya centrándonos en el asesino de la corbata roja, una estructura episódica parecía lo menos indicado para un juego centrado por completo en el sigilo, por encima de su trama o aspecto argumental. Sea como fuere, tras polémicas y ligeros cambios de rumbo, en IO Interactive y Square Enix siguen adelante con dicha estrategia de negocio y estamos a solo unas semanas del primer episodio.

El pasado fin de semana pudimos tener acceso a la beta cerrada del que, como describen sus creadores, será “el primer triple A episódico”. Y cierto es que, cuando uno pone el pie en los niveles del prólogo, los incluidos en esta versión beta, empieza a ver con mejores ojos dicho modelo de distribución.

Lo primero que encontramos era una pantalla informativa que nos ponía sobre aviso de lo inacabado de la experiencia y de los posibles defectos en lo visual, técnico y jugable. Y, aunque parece lo obligatorio en este tipo de pruebas, sí es cierto que el juego está lejos de rendir como debería hacerlo el producto final: las caídas de frames son demasiado frecuentes, encontramos problemas en el audio, las escenas de vídeo no funcionan de forma fluida, etc. Y, aunque comprensible al estar ante una versión preliminar, sí levanta cierta preocupación que un título que se lanzará en poco más de un mes, tenga tanto que mejorar en lo técnico.

En lo técnico, lo presentado está lejos de ser definitivo

Pero volviendo a lo importante, este prólogo nos presentará los hechos ocurridos 20 años antes de lo que veremos en el resto del juego. Así, gracias a los niveles jugables y a las escenas de vídeo intercaladas entre ellos presenciaremos el entrenamiento al que Diana Burnwood somete a nuestro personaje. De hecho, los dos primeros niveles a los que tendremos acceso no son más que escenarios montados como si fueran sacados del plató de rodaje de una película o serie de televisión. Pero ya desde un mismo inicio se advierten las bondades y flaquezas del título.

En nuestra primera infiltración, con el objetivo de acabar con un mafioso en medio de una fiesta en un barco, ya nos encontraremos con alrededor de media docena de posibilidades a la hora de asestar nuestro golpe mortal. Y, por supuesto, lo mismo pasa con los disfraces y el diseño de niveles: si IO Interactive propone tanto y otorga de tanta libertad al jugador en las misiones que se utilian como tutorial, no parece descabellado que se cumpla la promesa de encontrarnos ante los niveles más grandes, complejos y con más libertad de la historia de la franquicia.

Hitman

Es una pena, eso sí, que el sistema de desafíos del juego (una buena decisión en si misma) no esté del todo bien implementado y su primera función sea destriparnos las distintas posibilidades y opciones que nos encontraremos en cada nivel. Eso sí, no cuesta pensar que el estudio terminará introduciendo este tipo de contenido de forma que no estropee el descubrimiento del jugador.

Lo que seguirá invariable en la marca es la relevancia del sigilo en pos de lo inútil que suele resultar el intentar resolver nuestras misiones a tiros. Y es que, de nuevo, el control del Agente 47 dejará bastante que desear a la hora de plantear las misiones de forma agresiva, buscando enfrentamientos y tiroteos directos. El apuntado y la movilidad del personaje hacen que, como debe ser en la franquicia, nos olvidemos de dicha vía de actuación.

Así, en resumen, este prólogo funciona a la perfección como demostración o vertical slice de lo que el proyecto terminará ofreciendo. Sigue habiendo ciertas dudas con el modelo de negocio, sobre todo por los tiempos de espera entre episodios pero, a la hora de la verdad, no es difícil verle las virtudes a esta decisión.

Hitman 3

No sabemos hasta qué punto cada uno de los episodios empezará donde acabe el anterior pero esta estructura puede jugar en favor de ofrecer situaciones mucho más variadas y diferenciadas, dejando a un lado la cohesión y las justificaciones argumentales en pos del espectáculo y la diversidad de situaciones.

En definitiva, la versión de prueba que llega mañana a PC es una de esas betas que realmente se sienten como tal: el aspecto técnico sigue lejos de ser aceptable en un título de estas características pero, en forma y concepto, este nuevo Hitman hace pensar que puede terminar cumpliendo eso de ser el primer triple A episódico.

Más de: HITMAN, SQUARE ENIX

Recomendados