crisis del petróleo

"Tomorrow, the sunmobile might replace the automobile." - Arthur Radebaugh, Chicago Tribune, 1958

Hacer predicciones es relativamente sencillo. Hace 50 años se pensaba que los coches del siglo XXI volarían, serían eléctricos y estarían impulsados por energía solar, y buena muestra de ello son los dibujos de Arthur Radebaugh. De esta idea tan solo nos hemos quedado con la segunda y parte de la tercera: tenemos coches eléctricos y algunos tienen pequeños paneles solares para dar un pequeño apoyo a las baterías, eso sí, todavía no son una alternativa real frente al coche impulsado por gasolina. ¿Pero qué pasará con el petróleo? ¿Cuándo llegará la próxima crisis del petróleo?

Las últimas predicciones de Bloomberg afirman que la próxima crisis del petróleo llegará entre 2020 y 2023 y el causante será el coche eléctrico. Esto coincide con las previsiones de los fabricantes de baterías y vehículos de ofrecer a partir de 2020 alternativas reales a los coches de combustión con baterías que te permitan recorrer 600, 700 e incluso 800 kilómetros con solo una carga.

El fracking consiguió aumentar tanto la oferta que consiguió superar a la oferta de crudo por lo que los precios cayeron bruscamente desde hace un año aproximadamente y parece que no han tocado fondo. Bloomberg opina que el precio del petróleo volverá a subir, pero quien sabe si con la próxima crisis del petróleo, la producida por el coche eléctrico, se recuperará.

Más pronto que tarde.

El vehículo eléctrico tenemos que verlo como uno de los cambios más importantes que viviremos en los próximos 20 años, una revolución industrial en toda regla, un cambio tan importante que Bloomberg ya ve muy cerca. Hasta hace pocas décadas, las previsiones se hacían a 30 o 40 años vista ya que los cambios eran muy lentos, ahora mira los teléfonos, televisiones u ordenadores de hace 10 años y observa los que tienes ahora, no tienen porqué ser actuales, pero seguro que el salto es increíble. Con los coches esto todavía no ha sucedido: son más seguros pero se conducen y manejan igual. El coche eléctrico cambiará esto por completo.

En 2020 existirán, según Bloomberg, coches eléctricos más rápidos, seguros y baratos que sus homólogos impulsados por gasolina. Yo personalmente no me lo creo. Opino que nos quedan otros 10 años para que veamos este cambio tan importante, y el motivo es solo uno: los coches implican un gasto económico muy grande que no se realiza cada 2 o 3 años como en los smartphones. El que se compre un coche en los próximos 2 o 3 años no lo cambiará hasta mediados o finales de la década que viene. Eso sí, para entonces confío en que existan alternativas serias a la movilidad impulsada por petróleo.

La próxima crisis del petróleo aseguran será diferente. No será por un exceso de oferta debido a un incremento en la producción sino a una caída muy importante en el consumo. El causante será el coche eléctrico, y creo que de esto no existen muchas dudas, tan solo el cuando y para Bloomberg será más pronto que tarde.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.