En febrero del 2013, Anaïs Bordier, una chica francesa que estudiaba modas en la ciudad de Londres, se encontró con un vídeo en YouTube en el que aparecía otra chica que se parecía demasiado a ella. La mujer en el vídeo era Samantha Futerman, una actriz que vive en Los Angeles y que ha tenido varios papeles secundarios en películas como Memorias de una geisha, y series de televisión como The Big C o Suburgatory.

Anaïs hizo algo que muchos hacemos en Internet gracias al poder de las redes sociales: empezó a "stalkear" a Samantha, y descubrió que ambas habían nacido el mismo día, en la misma ciudad de Corea, y las dos habían sido adoptadas.

Una conexión inmediata

twinsters

Anaïs decide contactar a Sam a través de Twitter, Instagram, y Facebook con la ayuda de sus amigos. Intentando de todas las formas posibles no parecer un loco de la Internet jugando una broma, y cubriendo todas las redes posibles para que el mensaje llegara.

Cuando Sam finalmente recibe uno de los mensajes en su bandeja de "otros" en Facebook (ya saben, ese sitio donde se van los mensajes que nunca leemos), descubre la solicitud de amistad de Anaïs Bordier, una chica que parece estar usando una foto de ella misma como avatar. El parecido es impresionante, Sam decide aceptar la solicitud.

Twinsters es un hermoso documental que nos lleva a través del viaje personal que realizan estas dos chicas luego de conocerse, o más bien reencontrarse luego de 25 años. Anaïs y Sam comienzan a hablar, y de inmediato crean una conexión especial que las hace estar totalmente convencidas de que son hermanas gemelas.

Una historia imposible sin Internet

twinsters

Además de explorar lo especial de las relaciones entre gemelos idénticos, Twinsters es un testamento de lo que Internet es capaz de lograr, y como un reencuentro como este nunca habría podido ser posible sin la existencia de cosas como las redes sociales y lo hiperconectado del mundo en el que vivimos. Como dos chicas que nacieron en Corea y fueron adoptadas por franceses y estadounidenses viviendo vidas completamente diferentes y miles de kilómetros de distancia, hayan logrado encontrarse en un pajar tan grande.

Twinsters es una historia verdaderamente inspiradora, el proyecto fue financiado en Kickstarter, y la misma Samantha Futerman se encargó de dirigirlo, producirlo y escribirlo. Si quieren ver algo lindo que los haga terminar con una grandiosa sensación de bienestar, corran a mirarlo. Está disponible en Netflix en casi todo el mundo.

hazte socio

Recomendados