Con el comienzo del nuevo año se suceden las listas y rankings de los datos globales de 2015. Quiénes estuvieron por encima, quiénes quedaron fuera o quiénes nos sorprenden con su aparición estelar en los listados.

Ni España ni México cuentan con ninguna representación en la lista de ReutersEn el caso de Thomson Reuters se publica la lista de los Top 100 en el sector de la innovación, pero una innovación entendida desde el punto de vista de las patentes. Si ya PwC decía que de las 1.000 empresas que formaban parte de su ranking solo ocho españolas estaban entre las que más invertían en I+D, siendo Telefónica la primera de ellas en el puesto número 94, ya nos podemos ir haciendo una idea de los resultados de la lista de Reuters. De sus 100 candidatos no hay ningún representante español. México tampoco se encuentra representado en dicha lista.

PwC premia la inversión en investigación y desarrollo; en el caso de Reuters se hace referencia, en cierta forma, a los resultados de esas investigaciones. Pese a que ambos estudios no están relacionados, sí que podemos encontrar una conexión: a más investigación más patentes, y cuantas más patentes mayores resultados. Según la metodología de Reuters se analizan los datos de las patentes y su citación respecto a cuatro criterios esenciales: volumen, éxito influencia y expansión. Por lo que para entrar en la lista es necesario tener al menos 100 inventos únicos protegidos por una patente creada en los últimos cinco años; que esta tenga éxito a la hora de publicitaras y que hayan traspasado fronteras.

El resultado es que la mayor parte de los premiados vienen de Estados Unidos y Japón, con una especial mención a Francia.

Por sectores, los que más destacan son, como era de esperar, los relacionados con la investigación en químicos, fármacos y cosméticos firman su éxito en el número de medicamentos que son capaces de sacar a un mercado mundial. El negocio del software y hardware, innovadores por si mismos cuentan con un gran número de representantes la mayor parte de ellos en Japón y Estados Unidos. Así como las telecos, las petroleras y las marcas de moda, como Nike, que investigan con patentes para sus productos deportivos de base tecnológica. Curioso el caso de BlackBerry que, pese a unos años complicados, sigue registrando varias patentes con bastante éxito internacional.

Las patentes: el verdadero problema

El registro de patentes no quiere decir que estas se pongan en práctica en los próximos años. Sin embargo, suponen un punto de análisis para entender lo que sucede encada geografía.

A la hora de registrar cualquier producto, idea o proyecto tenemos varios grados de registro. En nuestro propio país; en el caso de España en el global de la Unión Europea, o en todo el mundo. A través del Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT) tenemos la posibilidad de tener una protección internacional, o al menos en los 148 países miembros. Alcanzar este nivel supone por tanto una vocación a la internacionalización de nuestros objetivos; lógicamente, a más registros nacionales más internacionales:

Como era de esperar, y es que las novedades en estos campos tienen poco de novedad, Estados Unidos y Japón tienen el monopolio del mercado internacional. Con Alemania en un alejado tercer puesto, y unas casi inexistentes España y México a la cola.

Al final de todo esto, es que las patentes son el resultado de muchos años de investigaciones e inversiones tanto públicas como privadas. Un problema endémico en España y México que pone de manifiesto el proyecto a futuro de un país, porque no solo Google, Apple o Bayer patentan nuevos productos, cualquier empresa innovadora tiene acceso a la oportunidad.

Recomendados