Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte la mejor experiencia y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias de navegación. Si sigues navegando consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

Hablando con robots (III): siempre con nosotros

Por el 21 de enero de 2016, 14:58
Hablando con robots (III): siempre con nosotros

La gran ventaja de las conversaciones como interfaz recae en la invisibilidad de las interfaces y los dispositivos. No necesitamos que nos ocupen espacio mental ni atención, no las operamos con los ojos o las manos así que podemos estar atentos a muchas más cosas.

Es esta invisibilidad en la interfaz que trae otra gran mejora: la ubicuidad. Las interfaces estarán allí y donde elijamos que estén, siempre escuchando y detectando nuestras voces y nuestra presencia. Esperando pacientemente sobre nuestros cuerpos, en muñecas, orejas, colgantes o nuestro bolsillo y también en nuestros hogares, coches y oficinas.

La conversación como interfaz cobra más sentido cuando es ubicua, siempre presente y disponible

Esta ubicuidad marcaría unos patrones que ayudarían al entendimiento mutuo de las conversaciones. Si nuestra orden es "ponme el nuevo episodio de Juego de Tronos en la tele", pero dispongo de varios televisores, el sistema captaría qué micrófono está más cerca de nosotros en ese momento y asumirá que el televisor situado en la habitación en la que estamos es el correcto para encender.

Esto pone de manifiesto el necesario fin de los mandos y los aparatos dedicados para controlar otro hardware. Mandos, teclados, ratones y similares quedarían relegados a momentos concretos.

Cuando lleguemos a casa, el reloj cedería el control al sistema de micrófonos potentes de mayor capacidad que son capaces de recoger nuestras órdenes desde cualquier parte de la casa. El micrófono de nuestros wearables nunca será tan potente y amplio como uno —o varios— situado en un lugar privilegiado de nuestro hogar. Esta tecnología está mejor representada en Amazon Echo, con Alexa siempre dispuesta a escuchar qué queremos.

Nuestros hogares llenos de micrófonos y altavoces, pacientemente esperando por nuestras órdenes

Apple y Google pronto podrían hacer algún elemento concreto y similar. Los actuales modelos de Apple TV han obviado esta capacidad, y no sería idóneo por la lugar en que la mayoría de clientes tienen situado el dispositivo, pero podría ser un comienzo. Otra opción para Apple sería combinarlo con el AirPort Express, que normalmente está situado en un lugar pivotal de la casa para repartir la WiFi, por último, Apple podría crear un dispositivo nuevo para este fin, o incorporar esta tecnología en iOS y hacer que todos los iPhone y iPad lo ejecutaran mucho mejor a cómo lo hacen hoy en día, pero tendrían una capacidad muy limitada de micrófono y batería. Un dispositivo enchufado a la corriente sería más idóneo.

El mismo camino podría recorrer Google, Facebook o Microsoft. Google tiene en OnHub unos router que podrían ser ampliados para ofrecer las capacidades de asistencia total, al fin y al cabo tiene una de los mejores sistemas para ello en Google Now. Otra opción, utilizar cualquiera de los dispositivos de Nest para ello, añadiendo micrófonos y altavoces a termostatos, detectores de humo y cámaras de vigilancia. — Facebook y Microsoft aún no tienen un dispositivo concreto de forma pública, pero prototipos seguramente hayan pasado por sus laboratorios.

Recomendados