Rise of the Tomb Raider para PC sale a la venta el próximo 29 de enero y hemos estado probándolo para comprobar qué tanto cambia el apartado gráfico con respecto a la versión de Xbox One o PS4 (puedes leer nuestra review). Respuesta corta: es impresionante el cambio.

Respuesta larga: mejor echadle un vistazo a la galería con las capturas de pantalla que hemos hecho. Pincha en cada imagen para ampliar.

Como se aprecia, la profundidad de los escenarios, el contraste entre zonas iluminadas y en sombra y el nivel de detalle es genial. Si ya los gráficos en consola eran buenos, en PC son tan buenos que cuesta diferenciar el gameplay de las partes de CGI.

Estas son las especificaciones del PC con el que hemos jugado:

  • Asus ROG G752VT
  • Intel Core i7 6700HQ @ 2,3GHz
  • Nvidia GeForce GTX970M
  • 16GB RAM DDR4
  • 1TB HDD

Rise of the Tomb Raider para PC incluye compatibilidad para Windows 10, resolución 4K y, como novedad, tiene la tecnología VXAO desarrollada junto a NVIDIA®, que optimiza todavía más el apartado gráfico.

Puedes reservar tu copia ya en Amazon o Steam.

Aquí un vídeo en el que se explica la tecnología que ha servido para mejorar esta versión de PC: