GoPro realiza despidos y estima unos ingresos muy por debajo de las expectativas
Shutterstock

La compañía, que tenía 1.500 empleados hasta hace poco, dijo que sus ingresos trimestrales se vieron afectados por el recorte al precio de sus cámaras de acción Hero4 Session debido a su menguante demanda.

Nicholas Woodman, consejero delegado de GoPro, achaca la baja demanda de sus cámaras Hero4 Session debido a su alto costo inicial y pocas campañas publicitarias.

GoPro espera unos ingresos de $435 millones de dólares para el cuarto trimestre del año, muy por debajo de las expectativas de los analistas de $511.9 millones de dólares.

La anunciada caída de GoPro puede tener varias explicaciones.

La primera y más obvia es el ciclo de renovación. Una cámara de acción no es un smartphone, no es algo que los consumidores usen constantemente y que necesiten en su día a día salvo casos muy concretos relativos al ámbito profesional y a los entusiastas del deporte.

Entusiastas que, sin lugar a duda, son minoría en la gran cantidad de clientes de GoPro. Porque GoPro no vende cámaras de acción, vende hype. Y lo hace a través de estudiadas campañas de publicidad. GoPro te vende la promesa de lo que vas a hacer con ella: lo increíble que será descender una ladera con tu mountain bike, surfear o grabarte con el skate y que todo el mundo lo vea.

Cuando la promesa de una vida llena de acción se esfuma ante la realidad sólo queda lo que es en realidad. Una cámara de acción que, cada vez, es más fácil de replicar.

Más de: GOPRO
hazte socio

Recomendados