Google quiere convertir a los fabricantes de automóviles en sus lacayos

Google tendrá un software de conducción de automóviles, es cuestión de tiempo. No son para nada secretos al respecto. Sus coches autónomos conducen hace tiempo, pero el proyecto empezó hace casi una década, cuando la primera foto de Google Street View fue almacenada en los servidores de Google, y comenzaron a entrenar el software que reconocía el contenido de esas fotografías. Foto a foto, el software de inteligencia artificial de Google aprendió a comprender las señales de tráfico, semáforos, interpretar sentidos y carriles.

Años después, Google enseñó a sus coches las señas de los agentes de tráfico y a analizar con cámaras y radares láser (LIDAR) las docenas y docenas de trayectorias de los elementos en movimiento. Automóviles, bicicletas, peatones, animales cruzando, ramas cayendo, etc.

Y Google quiere ofrecerlo a los fabricantes, gratis. Nos va sonando ya la idea. Es la misma que con Android. Los fabricantes no se están quedando atrás, Tesla, Ford, General Motors, Mercedes, Renault, etc. están trabajando en sus conducciones autónomas, pero Google, junto con Tesla, parecen llevar la delantera.

Muchos colaborarán entre ellos en esta materia, pero la información permanentemente descubierta y generada por los millones de desplazamientos que realizarán estos automóviles es lo que Google ansía. A más datos generados, mejor se puede entrenar a los algoritmos que deciden cómo aplicar las innumerables variables que tienen que aplicar en cada segundo el trayecto.

Los fabricantes de automóviles harían bien en estudiar qué ocurrió con los fabricantes de PC con Windows, o smartphones y tablets con Android, si no quieren tener el mismo destino

Los fabricantes de coches saben muy bien que necesitan un software poderoso, y que no pueden depender de terceras compañías para algo que será tan valioso. Necesitan un software que no les convierta en la próxima BlackBerry o Nokia del mercado del automóvil. Si se casan con Google, podrían amanecer ricos y líderes de mercado para acostarse pobres y olvidados, como le pasó a HTC con Android. Siempre habrá alguien que pueda hacer el mismo coche a menor precio, y si lo principal que valoramos del coche es que nos lleve a un sitio, pues no lo conduciremos nosotros, o directamente no sea de nuestra propiedad, muchos optarán por el precio más barato.

El prototipo de Google que recorre las carreteras de California

El prototipo de Google que recorre las carreteras de California

Todo el nuevo ecosistema de empresas comprando flotas de centenares y miles de coches por adelantado para instalar un software de conducción autónoma, y alquilarlo por tiempo de uso a los clientes finales, bien sea por horas, días o meses, serán las que decidan la mayoría de las compras del futuro, con grandes pedidos de uno o dos modelos del mismo automóvil. Consiguiendo increíbles nuevos modelos de escalado en la fabricación, que ahondarán aún más en los problemas de diferenciación y competencia para los fabricantes.

Google y Apple estarán encantados de repetir la lucha Android vs iOS en el automóvil. Los beneficios para Apple, y los datos para Google. Win-win

Apple también está haciendo su sistema operativo para su coche autónomo, pero también está construyendo su propio coche. Tampoco es un secreto, con más de mil ingenieros supuestamente contratados, Apple no se molesta mucho en ocultarlo, es inevitable que se sepa.

Podemos asumir que Apple fabricará su propio automóvil y el sistema operativo a la vez, y que irá uno pensado en el otro. Parece difícil que desde Cupertino se apueste por que otros fabricantes incluyan su software. Apple querrá controlar la experiencia, desde la llave del coche, la interfaz que sirva para invocarlo y que venga hasta nuestro portal cuando sea necesario, la interacción del automóvil con el iPhone, la garantía... todo.

Nos encontraremos con la misma batalla. Una en la que todos tendremos buenas opciones disponibles para todos los bolsillos, útiles, y que se estimulen los unos a los otros para que la innovación no pare.

Más de: ANDROID, APPLE, GOOGLE, IOS
hazte socio

Recomendados