Ya tenemos los datos que Netflix publicará sobre el rendimiento de sus servicios en los operadores españoles, en los que Movistar quedaba malparada. Hipertextual se ha puesto en contacto con Telefónica, que aseguran que en su lado de la conexión no hay nada raro ni erróneo.

Telefónica cumple con las recomendaciones y reglamentaciones de interconexión que dictan las autoridades y los reguladores, y que aseguran la interconexión de sus redes y las de otros proveedores de contenidos con la mejor calidad de servicio. Este modelo es el que Telefónica y el resto de operadores en todo el mundo lleva practicando desde hace años con otros emisores de contenidos.

Lo que sí es cierto es que las estadísticas de Netflix tienen un defecto: combinan Red móvil, fibra óptica y ADSL para algunos operadores, y solo fibra óptica para otros.

Como abogábamos en el artículo sobre las cifras, Netflix tiene una ingente cantidad de datos relativos a la calidad de las conexiones y debería ser más abierto y publicar los datos más desgranados y anonimizados que pueda, para que la prensa y academia podamos analizarlos.

Desde Hipertextual hemos estado toda la semana hablando con diversas fuentes de la industria de telecomunicaciones española y hasta ahora todos comparten cierto esceptismo sobre los datos de la compañía californiana.

Una de estas fuentes con conocimiento directo de los acuerdos de interconexiones españoles, que prefiere mantenerse anónima, afirma que "Telefónica tiene un compromiso con el regulador español para mantener capacidad excedente con tres redes locales independientes como mínimo".

Esta historia me recuerda a la batalla que Netflix y Comcast mantuvieron en Estados Unidos —spoiler: ganó Comcast, porque Netflix acabó pagando al considerarlo "insostenible para nuestros usuarios", en palabras de un directivo de Netflix.

Telefónica y Netflix deberían sentarse, en vez de batallar a través de la prensaOtra fuente, que también permanecerá anónima, —hay mucho en juego como para poner tu nombre y apellidos delante— afirma que Telefónica "ha ofrecido a Netflix una interconexión directa y gratuita", lo cual choca directamente con otras ocasiones, donde se ha afirmado que este acuerdo no sería "en ningún caso gratuito".

Añade que es Netflix la que presiona a Telefónica sirviendo datos para los clientes de Movistar "desde servidores de Estados Unidos", y que la media publicada por Netflix, al agregar datos de diferentes tipos de conexiones no es representativa de la calidad de la Fibra de cada operador.

Netflix por su parte indica que es Telefónica "la que no ha querido conectarse a su punto de presencia en Madrid".

En definitiva, estamos viendo una batalla vieja, que arroja el balón el uno al otro a través de declaraciones a la prensa, mientras los clientes que pagan a ambas empresas sufren un peor servicio.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.