Mozilla no sabe cómo monetizar Firefox sin molestar a sus usuarios

- Dic 7, 2015 - 20:18 (CET)

Adiós a la publicidad en el navegador.

Mozilla y Firefox no viven uno de sus mejores momentos, el navegador pierde un buen porcentaje de mercado cada año, y la empresa detrás del desarrollo del que fuese icono de la web libre, parece estar dando patadas de ahogado para tener buenos ingresos económicos. En el 2014 Firefox introdujo publicidad en su página de nueva pestaña donde aparecen los sitios que más visita el usuario. En ese momento fueron muchas las criticas que recibió Mozilla, especialmente porque la función se activa por defecto sin preguntar y además utiliza tu historial de navegación para ofrecerte anuncios personalizados.

Firefox fue por años referencia como el único navegador que no usaba tus datos para ganar dinero, y que un día empezaran a vender tu historial a sus anunciantes fue simplemente un golpe muy bajo para algunos. Este viernes 4 de diciembre, sin hacer mucho ruido, el vicepresidente de Mozilla Darren Herman anunció que la publicidad será retirada de Firefox.

Descubrir contenido

Según Herman el negocio de la publicidad no es el adecuado para Firefox en este momento, a pesar de que creen que puede hacerse bien siempre que se respete al usuario.

La publicidad en Firefox podría ser un gran negocio, pero no es el negocio correcto para nosotros en este momento porque queremos enfocarnos en experiencias centrales para nuestros usuarios. Queremos reimaginar la forma en que se experimenta y descubre el contenido dentro de nuestros productos.

Si algo debe haber quedado claro para Mozilla, es que sus usuarios no estaban nada felices con la nueva característica. Yendo en contra de años de filosofía, la empresa decidió entrar en el mundo de la publicidad en Internet, y para eso hay que hacer compromisos. Dejar de un lado el nucleo de la organización aparentemente no es el negocio ideal para Firefox, que cada vez tiene menos usuarios, estos tienen menos razones para utilizar el navegador, y la empresa se queda sin formas de ganar dinero. Con esta decisión Mozilla busca alejarse de lo que parece haber sido un obvio error, ahora queda esperar a conocer en qué se basan esas "nuevas formas de descubrir contenido" que planean, que tan efectivas sean para recuperar la confianza y fidelidad de los usuarios que se han ido, o mantener la de los que se han quedado, mientras que al mismo tiempo logren hacer dinero. Nada fácil.