Participa en nuestro sorteo y te invitamos al cine para ver Star Wars Episodio VII: El Despertar de la Fuerza. ¿A qué esperas?

Se acerca la cita del cine mejor marcada por los fans en el calendario. En apenas unas horas, llega el estreno mundial de Star Wars Episode VII: The Force Awakens tras más de 10 años del estreno de Star Wars: Episode III – Revenge of the Sith. Muchos estaréis preparándoos para ver la nueva trilogía, que arranca un tiempo después de los acontecimientos del Episodio VI.

No obstante, para muchos, uno de los problemas más comunes es elegir la mejor forma de ver la saga completa más allá de las dos modalidades principales: en el orden cronológico de los estrenos, es decir, Episodios IV, V y VI, y después el I, II y III, y para otros en el orden episódico en el que se cuenta la historia, es decir, empezar por el episodio I y terminar por el Retorno del Jedi. Para los más nuevos, esto puede ser un problema, puesto que la primera trilogía original cuenta la historia de Luke Skywalker y las precuelas se centran en la vida de Anakin Skywalker, por lo que ver un maratón de la saga puede ser algo confuso.

¿La verdad? No hay un orden mejor o peor para ver todas las películas y experimentar una buena maratón con una de las mejores sagas de la historia del cine. No obstante, además de las dos opciones clásicas ya mencionadas, hay una forma de ver la saga, menos ortodoxa, pero que desde luego es muy alabada por algunos de los fans pues supuestamente mantiene una mejor coherencia a la hora de contar las historia; y lo más importante, evita que te auto hagas spoiler de uno de los acontecimientos más trascendentales de la saga que, por el orden de estrenos originales, no se tuvo en cuenta dado que las precuelas decidieron hacerse muchos años más tarde.

Esta forma alternativa de ver la saga se conoce como Orden Machete, un orden de visionado propuesto por primera vez por el blogger Rod Hilton en 2011. Y por cierto es bastante simple: hay que ver la saga en el siguiente orden, Episodio IV, V, II, III, VI. Exacto, el Orden Machete se deja fuera el Episodio I – La amenaza fantasma. Nada de Jar Jar Binks y nada de carreras de vainas por muy espectacular que se presentase en su día.

Como ya he mencionado, se crea mucha tensión después del cliffhanger final del Episodio V. También utiliza la trilogía original como un recurso de enlace para las precuela. Vader suelta la bomba de la saga y, a continuación, tenemos dos películas que demuestran que está diciendo la verdad y en la misma línea, entonces vemos cómo se resuelve. De esta forma arranca con una de las películas más queridas de Star Wars, el Episodio IV, y termina con el final más satisfactorio, el del Episodio VI.

Y por si acaso no os termina de convencer esto de perderse una película de la saga por el Orden Machete, este es otro ejemplo que puede servir para ver toda la saga del tirón:

Imagen: Quora

De esta forma, las precuelas sirven como flashback entre los Episodios V y VI, evitar estropear la sorpresa del Episodio V y termina con el final original de la saga: no hay altibajos y lo cierto es que se hace mucho más ameno mezclando ambas trilogías dando coherencia a la historia.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.