Movimiento extraño en términos de facturación para los nuevos clientes de Vodafone España, que a partir de ahora pagarán por adelantado algunos conceptos de la su factura. La compañía cobrará en la primera factura para los nuevos clientes la parte fija, es decir, el período que hasta ahora estaba devengado pero no cobrado.

Tal como nos ha confirmado Vodafone España, este sistema de pago por adelantado ya estaba implantado en Ono y se ha homogeneizado para nuevos clientes de la compañía desde el 11 de diciembre, tanto a particulares como a empresas, con la siguiente estructura: la parte fija de cuota se cobra por adelantado, es decir aquellos conceptos que van a tener siempre el mismo importe mes a mes; y en el siguiente ciclo de facturación, se cobran los consumos, cuotas no recurrentes (p.e. un duplicado de SIM) y otros conceptos realizados por el usuario y que estén fuera de la cuota fija del mes anterior, y de nuevo, los conceptos fijos del mes siguiente.

El cambio en la facturación de Vodafone para los nuevos clientes no debería ser un problema para ningún usuario excepto, claro está, para todos aquellos que realicen un cambio de operadora o un cambio de tarifa dentro del primer tier de facturación, de forma que cualquier cambio realizado a posteriori en nuestra tarifa, o un cambio de operadora, supondrá que tendremos que pedir la devolución de todos los servicios no prestados pero cobrados.