El 3 de septiembre ya se dio a conocer que los 300 MB de Movistar serían simétricos en un futuro próximo. Dicho y hecho, esto será una realidad a partir del próximo 5 de febrero: todos los paquetes Fusión verán su velocidad de subida aumentada para hacerla simétrica, y se añadirá 1 GB al plan de datos móviles (los que tengan 1 GB pasarán a tener 2 GB, los que ya tengan 2 GB pasarán a tener 3 GB, etc), todo con un aumento de tres euros mensuales en la factura. Esta subida se irá haciendo de forma escalonada a los casi cuatro millones de clientes susceptibles de dicho cambio. Tanto los clientes de fibra de 30 MB como los de 300 MB verán su velocidad de subida equiparada a la de bajada.

En alguna ocasión hemos comentado que la tradicional asimetría de velocidades entre la de subida y la de bajada no obedece a cuestiones técnicas, sino puramente de mercado. Tradicionalmente, desde que Internet comenzó a llegar en masa a los hogares, lo que se requería era velocidad de descarga, pero escasa velocidad de subida. Con la llegada de nuevas herramientas que han permitido crear contenido, y no sólo consumirlo, de forma masiva, las reglas cambiaron, y las telecos comenzaron a amoldarse.