Desde el iPod y el auge del smartphone, cada vez se hace más extraño encontrar a alguien que no use auriculares en casa, en la calle, en el trabajo o en un viaje. Los vemos por todas partes y suelen ser usados varias horas al día, pero nadie les presta atención.

Gracias a los auriculares Beats por Dr. Dre, más gente se comenzó a preocupar por sus auriculares, aunque fuese por el apartado estético. Antes, sólo los fanáticos de la música prestaban atención, los demás usaban cualquier auriculares regalado en el autobús o que viniesen de regalo en su reproductor o smartphone.

original

A la hora de comprar unos auriculares siempre se cometen los mismos errores: comprar los auriculares más baratos de la tienda porque se es "duro de oído", comprar los auriculares sin tener en cuenta el uso que se les va a dar o nuestras preferencias y, cómo no, fijarse sólo en la marca y asumir que si unos de la marca son buenos todos lo serán.

Hay muchos problemas si juzgamos auriculares por la marca. Podemos creer que unos auriculares económicos son buenos porque son de la misma marca de la que has oído hablar que es fantástica por unos auriculares que tienen de $500. O al revés, creer que porque hayamos leído o escuchado opiniones sobre un modelo en concreto, podemos desechar la marca al completo.

Caso Beats

Los Beats lograron, a través del marketing, que los jóvenes se gastasen $300 y $400 en auriculares cuando la tendencia era usar los más baratos posibles. Siempre. Claro está, la gran mayoría de auriculares Beats tienen un sonido y construcción que no merecen el precio, pero hay una importante inversión publicitaria detrás. Los que sabían de auriculares, aprovechando la fama de los Beats, no tardaron en divulgar constantemente el "timo" que eran.

Beats Solo 2, edición bluetooth.
Beats Solo 2, edición bluetooth.

Ahora muchas personas, que no han escuchado unos auriculares Beats en la vida, presuponen que son un engaño, que por cuatro duros tendrán algo mejor. Y no es del todo cierto, que no valgan los $400 no significa que unos auriculares de $50 vayan a ser mejor. El mejor caso es el de los Beats Solo 2, son auriculares On Ear bastante buenos en diseño, construcción, acabados y sonido. Si te gustan los graves algo resaltados pero bien definidios son una gran opción. Pero la gente ya no escucha, Beats es el demonio y da igual lo que hagan en 2015.

Caso Sennheiser

En la otra cara de la moneda tenemos a Sennheiser. Una marca endiosada. Ante todo, decir que Sennheiser es una de las marcas más reconocidas del sonido y ha sido a través de productos realmente buenos e innovadores. Pero no se puede negar que cómo se sirven de su fama para vender auriculares gama media y baja muy lejos de la calidad/precio que algunos de sus rivales ofrecen. El problema es que la mayoría no sabe distinguir bien un buen sonido, no es como una buena imagen, y compra lo que ha leído que está bien, lo que causa que Sennheiser pueda vender un montón de auriculares que no son una buena compra.

Sennheiser HD800.
Sennheiser HD800.

Los mejores auriculares de Sennheiser son los HD800, los HD650 y los HD600. Todos por encima de los $300, son geniales y los aficionados del sonido los han tenido en el altar durante años. Esto se traslada a que la marca sea reconocida como una de las mejores y el cliente crea que todos, y absolutamente todos, los auriculares de la marca comparten ese estándar de calidad. Y no es así. El logo no es sinónimo de buen sonido siempre.

Una marca fantástica que tiene productos de una gran calidad/precio y otros que son bastante malos en ese apartado.

Caso Sony

Lo mismo que pasa con Sony. Los creadores del Walkman, tecnología japonesa. ¿Cómo narices van a hacer unos auriculares mediocres? Pues sí, y hacen muchos al años al igual que hacen auriculares muy buenos como los Sony MDR-MA900 que siguen comprándose aunque estén descatalogados, los MDR-1A y MDR-1ABT o los punteros z7; pero hay que conocer qué modelos son los mejores de cada casa.

Marcas como Sony o Sennheiser te ofrecen una garantía de marca fantástica y sabes que "no van a fallar" normalmente. Pero has de tener en cuenta que los gastos en publicidad, distribución y I+D de los modelos de alta gama incurren en el precio de esos auriculares que compras en una gran superficie.

La marca es una orientación, una promesa. Marcas como Shure, AKG o Beyerdynamic siempre te van a ofrecer un producto de calidad, sólo se dedican al sonido desde hace décadas. Confía siempre en marcas que se dediquen al mundo del sonido exclusivamente si quieres lo mejor, pero siempre busca el modelo de auriculares adecuado para ti y siendo consciente de que los auriculares económicos de las grandes marcas no suelen ser lo mejor en calidad/precio.

P9060411

Luego hay marcas como Philips con una cantidad de auriculares mediocres, pero que luego presentan cosas como los Fidelio X2: los mejores auriculares abiertos que he probado este año.

Y marcas sin el renombre de las grandes que hacen auriculares económicos por menos de $200 realmente maravillosos. Marcas como Takstar o SoundMagic tienen los diseños, materiales y calidad de sonido de los grandes pero a la mitad de precio. A diferencia de los smartphones, los auriculares son más fáciles de imitar y replicar sus dirvers, pudiendo conseguir una gran calidad a poco precio por Internet.

Las marcas chinas todavía no tienen la capacidad de desarrollar auriculares punteros ni de innovar, pero si tienen la capacidad de abaratar los costos de marketing, desarrollo y canales de distribución.

Es una simple promesa, la marca no es un hecho. Si quieres el mejor sonido que tu dinero pueda ofrecerte no compres nunca exclusivamente por el logo en la caja.

Y que quede claro, todos tenemos oído si escuchamos y no nos limitamos a oír. Cualquier persona que esté unas semanas con unos buenos auriculares es difícil que vuelva a los malos. Invierte en auriculares si estás escuchando música a todas horas, merece la pena.