La fotografía móvil está desbancando de forma progresiva a la fotografía tradicional (realizada con cámaras profesionales y/o compactas). Basta entrar en Flickr y observar cómo las cinco cámaras más usadas por esta comunidad son smartphones. O acceder a Instagram, la mayor red social basada en fotografía, para ver cómo millones de personas de todo el mundo suben fotografías realizadas con sus teléfonos móviles a diario. Es un fenómeno sencillamente increíble.

Dada esta situación, los fabricantes de telefonía móvil se ven obligados a invertir más recursos en este aspecto. Así, generación tras generación, los teléfonos móviles nos sorprenden con mejores sensores, lentes de mayor calidad y pequeñas innovaciones que permiten ir más allá con nuestras fotografías. Una de esas pequeñas innovaciones, por ejemplo, es el famoso flash dual LED, ideado para solventar con la mayor eficacia posible las situaciones de baja luminosidad.

Este flash dual LED —utilizado por fabricantes como Huawei en su P8— está formado, como su propio nombre indica, por dos LEDs de diferente tonalidad. Uno de ellos se aproxima al color blanco mientas que el otro tiende a un tono ligeramente rojizo. El objetivo de montar estos dos tonos no es otro que compensar las luces de la escena y obtener una imagen lo más fiel posible a la realidad.

Huawei P8

Un flash dual LED compensa los tonos que rodean al sujeto y proporciona un mayor realismo a la imagen final

Así, cuando nos enfrentamos a una situación de baja luminosidad, el software del teléfono móvil analiza brevemente el entorno que rodea al sujeto mediante una serie de complejos algoritmos. Si la temperatura de color y el balance de blancos de la escena tiende, por ejemplo, a rojizo, el terminal iluminará con mayor intensidad el LED blanco. De esta forma se logra compensar la presencia de tonos irreales que iluminan parcialmente al sujeto y, por lo tanto, se obtendría una imagen mucho más fiel.

Un ejemplo práctico en el que el flash dual LED resulta de gran utilidad son los retratos en baja luz. Si usamos un flash LED común, lo más probable es que la fotografía final muestre un ligero tono blanquecino nada agradable a la vista. En cambio, con un flash dual LED como el del Huawei P8, el resultado final sería mucho más fiel a la realidad, con tonos más cálidos y atractivos.

En resumen: hasta ahora, el uso del flash LED ha sido muy poco recomendado por fotógrafos profesionales por restar calidad a la fotografía final. En cambio, con este nuevo tipo de flash dual LED desaparece ese gran problema, siendo mucho más efectivo utilizarlo en situaciones de baja luminosidad.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.