Era una de las cuestiones pendientes para el mercado de fibra en España, pero la Comisión Europea ha dado el visto bueno al cambio en la regulación mayorista de la CNMC, que aumentaba la lista de municipios en los que Telefónica no tenía que abrir la fibra en España a sus competidores. Ahora, el organismo europeo ha considerado positiva la propuesta de la CNMC y no ha puesto objeciones a su desarrollo.

Bruselas impone al regulador español que mantenga su vigilancia sobre el mercado de la fibra, y ha dado traslado el Ministerio de Industria y Economía a la espera de que el proyecto sobre la apertura de la fibra a los competidores esté aprobado en el primer trimestre de 2016, incluyendo la aplicación de los municipios en los que Telefónica no tendrá que abrir la fibra a sus competidores y en aquellos en los que sí tendrá que ceder.

De momento se desconoce cuáles serán las consecuencias de esta decisión para el mercado de la fibra en España, pero lo cierto es que uno de los factores a considerar puede estar relacionado con el freno de la inversión para el despliegue de este tecnología en la península.

Hipertextual se ha puesto en contacto con Movistar para conocer su valoración, pero no ha querido hacer comentarios al respecto.