22 de enero de 2016. Esta es la fecha límite que pone en la sentencia de muerte de una de las aplicaciones del controvertido Evernote.

Evernote asegura que las mejores cualidades de Skitch se han respetado en su aplicaciónSkitch, una aplicación para gestionar anotaciones y dibujar, dejará de recibir actualizaciones, y por consiguiente desaparecerá: al menos para Windows, iOS y Android, y se mantendrá por un tiempo indefinido, pero sin perspectivas muy halagüeñas, para Mac. Con este anuncio se pone fin a un proceso iniciado en 2011, cuando Evernote, a golpe de talonario, se hacía con una de las aplicaciones más populares y descargadas de la App Store.

Y con esa, desaparecen también otras aplicaciones propiedad de la compañía del elefante verde. En el saco también han caído Evernote Clearly, un lector de contenidos web, y el especialmente diseñado para los relojes Pebble. Sumándose a la recién cesada Evernote Food, especializada en la gestión de cenas y eventos.

Hecho el anuncio, ahora solo tendremos que ver cómo reaccionan los usuarios de Evernote, algunos bastante disgustados con los devaneos de la entidad. Como ya hablamos hace unos meses, a raíz del anuncio de despidos y el cierre de varias delegaciones, el problema de la compañía desde su creación ha sido la falta de ideas y frescura en sus innovaciones. La enseña, a través de un comunicado, se escuda para justificar estos cierres en la duplicidad de servicios; argumentando que, tras algunos trabajos de mejora de la plataforma madre se han implementado algunas de las mejores características de Skitch.

No han determinado en cuál de todos los modelos de pago están encuadrados estos nuevos servicios, pero lo que sí es cierto es que desde que Phil Libin y Linda Kozlowski, entre otros altos ejecutivos, pusieron sus pies fuera de la compañía, el drama de las suscripciones ha estado presente todos los días. Cualquier intento por hacer crecer las suscripciones de pago, y así monetizar su actividad, es bien recibido, por lo que la unificación de servicios podría ser una de las soluciones temporales que Evernote podría estar contemplando hasta que encuentre esa ansiada revolución de su plataforma.