Parece que el caso de las emisiones de CO₂, que saltaba tras las investigación interna de la compañía, es mucho menos grave de lo que parece, al menos, sobre el papel. Y es que según la compañía se han detectado tan solo ligeras desviaciones en 9 modelos de todos los listados, una producción anual de 36.000 coches que está muy lejos de los 800.000 potencialmente expuestos el primer año, tan solo un 0,5% del volumen total de la compañía.

En este caso, parece que llegan buenas noticias para la compañía tras el desastre del caso de la emisiones, que rompió su cotización en un solo un día, y que sigue castigándola mientras continúan las investigaciones y la llamada a vehículos en toda europa. En este nuevo escándalo, que parece que no es para tanto, se han detectado emisiones con una variación de unos pocos gramos de CO₂ entre 0,1 y 0,2 litros a los cien kilómetros, por lo que no será necesario llamar a hacer reparaciones a los afectados.

La buena noticia es que, al no ser necesarias modificaciones, la compañía no tendrá que provisionar más capital para hacer frente a los cambios; una bolsa de aire que llega después de que anunciase 2000 millones para el escándalo de las emisiones, cifra que por cierto, no ha terminado de determinar el impacto real en sus cuentas, en tanto no se sabe, de momento, a cuanto ascederán todos los cambios.

👇 Más en Hipertextual