Las cajas negras son uno de los elementos básicos en el ámbito de la seguridad aérea. Estas **guardan en tiempo real todo tipo de datos del avión** (velocidad, altitud, conversaciones de los pilotos…), facilitando así la reconstrucción e investigación de todos y cada uno de los accidentes aéreos ocurridos durante las últimas décadas.

Ahora, **las cajas negras quieren llegar a los automóviles**. O, mejor dicho, varias organizaciones relacionadas con la seguridad vial son las que pretenden que los *EDRs* (*Event Data Recorder*) sean un elemento obligatorio y 100% regulado en todo el mundo.

## Los innumerables beneficios de las cajas negras

La inclusión de forma regulada de cajas negras para automóviles **supondría un claro avance para la industria en materia de seguridad.** Estos dispositivos miden velocidades, aceleraciones e incluso ubicaciones, lo que facilitaría la investigación por parte de las autoridades en caso de producirse un accidente —tal y como ocurre actualmente en otras industrias—.

Pólizas de seguro más bajas y menos accidentesNo obstante, la inclusión de estos dispositivos de forma predeterminada también traería consigo una serie de beneficios paralelos, como **ahorros en las pólizas de seguro** o un menor número de accidentes. Concretamente, varios estudios relacionados reflejan un 20% menos de accidentes y un notable ahorro en las pólizas de seguro —especialmente en los conductores nóveles— en automóviles con este sistema incorporado.

Actualmente, **países como Estados Unidos ya cuentan con una legislación sobre las cajas negras para automóviles**, indicando, entre otras cosas, qué parámetros deben medir y sobre quién recae la propiedad de los datos almacenados. Y es que, en la nación americana, la gran mayoría de los automóviles vendidos durante los últimos cinco años ya cuentan con sistemas EDR (*Event Data Recorder*) en su interior, registrando y almacenando en tiempo real todos los parámetros que rodean al coche.

En EEUU existe una legislación más detallada y concreta sobre las cajas negrasEn Europa, la legislación no es tan detallada como en Estados Unidos, dejando un gran margen de operatividad a los motoristas, fabricantes de automóviles y a los propios gobiernos. No obstante, **un gran número de automóviles vendidos en el continente ya cuentan con estos sistemas en su interior**, aunque puede que estén inactivos por la ausencia de una legislación similar a la que encontramos en el código federal de los Estados Unidos (Título 49, parte 563).

La Unión Europea sí que **obliga a montar un sistema llamado “eCall”** que, en caso de accidente, contacta con los servicios de emergencia enviando datos como el modelo de automóvil implicado, la localización exacta y la dirección a la que se dirigía el vehículo, entre otros detalles.

## El problema de la privacidad

Ante la inminente estandarización de las cajas negras para automóviles, **un gran sector ha comenzado a mostrar su preocupación sobre la ausencia de privacidad** en los automóviles que incorporen este sistema. Los EDRs registran velocidades, aceleraciones, fuerzas de impacto, *airbags* e incluso ubicaciones, una serie de datos que, situados correctamente en contexto, rompen por completo la barrera de la privacidad.

La tecnología ya está presente en los automóvilesLos gobiernos y organismos correspondientes **están tratando de minimizar el daño a la privacidad que suponen las cajas negras para automóviles**, especificando claramente “quién es dueño de los datos registrados por el *Event Data Recorder*” o “qué tipo de datos pueden recoger este tipo de sistemas”.

No obstante, la implantación de estos sistemas se producirá de forma inevitable, tal y como varios analistas señalan. **La tecnología necesaria ya está presente en los automóviles**, y el interés por parte de los gobiernos y de las compañías aseguradoras acabará decantando la balanza. De hecho, los analistas afirman que, en 2020, más del 50% de los automóviles del mundo ya contarán con estos sistemas en su interior, recogiendo y analizando en tiempo real todos los parámetros del automóvil. Esta afirmación, aunque sorprendente, no es nada descabellada considerando que múltiples fabricantes (como Volvo, BMW, Ford, Mazda o Subaru) ya incorporan estos sistemas en una gran porción de sus vehículos desde el año 2005.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.