Vecinos con Beneficios - A&E

Las prácticas swingers, o popularmente llamado intercambio de parejas, no son algo apto para cobardes. Muchos son los que defienden estas actividades como una forma de mantener la salud de una pareja estable, y evitar que, por la monotonía del día a día esta quede estancada en el aburrimiento. Otros dirían que para qué buscar fuera lo que uno tiene en casa. Pero como siempre, esto va en cuestión de gustos.

Una práctica que comenzó en Estados Unidos en los años 70Precisamente sobre estos dilemas habla "Vecinos con Beneficios", una nueva serie emitida en el canal mexicano A&E. Esta cuenta la vida de un barrio aparentemente normal, con vecinos aparentemente comunes, en el que se comparte algo más que los buenos días.

Una práctica que comenzó en Estados Unidos en los años 70, pero que hasta hace unos años podría considerarse bastante reducida. Hoy en día es algo con mucho más calado en una sociedad con una mente más abierta y que además cuenta con un ecosistema de actividades y negocios muy amplio a su alrededor. En México son muchos los resorts, clubes y restaurantes que se ofrecen como puntos de encuentro para los swingers, con sus propias actividades y chats para empezar a conocerse.

Vecinos con Beneficios - A&E

Las parejas que practican el swinging sí que pueden sufrir de celosNo existen demasiadas estadísticas fiables que aporten datos sobre estas prácticas, principalmente porque es una cuestión que prefiere mantenerse en el secreto de la propia pareja, pero sí se sabe que la mayor parte son matrimonios, ya consolidados, y mayores de treinta años.

Lejos de lo que puedan pensar muchos, las parejas que practican el swinging sí que pueden sufrir de celos durante su vida cotidiana. La diferencia en este caso es que durante el intercambio, y suponiendo que sea ampliamente aceptado por ambas partes, estos tienen una mente más abierta y saben que solo se trata de un encuentro sexual sin más intenciones que disfrutar de una forma diferente; sin ninguna connotación negativa, ni de aventuras o cuernos. Se podría decir que, a fin de cuentas, es otra forma de divertirse en la pareja.

Sí bien hay que decir que, pese a que muchas parejas defiendan que ayuda a mantener vivo el matrimonio, sus adeptos aseguran que esto no ayudará a recuperarlo en el caso de que ya esté haciendo aguas, y muy probablemente sea la guinda que termine por destruirlo.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.