En los últimos días, el terrorismo ha sembrado las máximas alertas en el continente europeo. Tras los atentados de París y la amenaza de ataque de Hannover, las fuerzas y cuerpos de seguridad de los diferentes países están trabajando para garantizar la prevención y seguridad de la ciudadanía. En ese sentido, Suecia ha elevado su nivel de alerta antiterrorista de la categoría tres a cuatro (en un máximo de cinco), por una "información concreta" de amenaza, según recogen medios locales.

Actualización, 18 de noviembre de 2015 a las 18:29 h: la policía estaría buscando a un sospechoso en Suecia por planear un atentado terrorista, según informaron fuentes policiales a AFP. Actualización, 20 de noviembre a las 11:54 h: las autoridades suecas podrían haber detenido al sospechoso de terrorismo yihadista. El arresto de Mutar Muthanna Majid, un hombre iraquí de 25 años, se produjo en la tarde del jueves en un albergue para refugiados donde se escondía, situado en Boliden, al norte de Suecia. En relación al nivel de alerta antiterrorista, el comunicado difundido por el Säpo, el servicio de seguridad nacional sueco, señalaba que "deben actuar en el marco de trabajo de la lucha contra el terrorismo". Según medios locales, el nivel de alerta antiterrorista en Suecia es el más alto de toda su historia, ya que Säpo ha comentado que la amenaza islamista es "el gran peligro para el país en la actualidad".

En la mañana del 18 de noviembre, el diario Svenska Dagbladet había alertado de que era posible que se estuviera organizando un ataque terrorista en Suecia, aunque no sabemos si estos datos son los que maneja el servicio de seguridad nacional, o se trata de otro tipo de información. Tampoco se ha revelado el origen de esta posible amenaza. Por su parte, el grupo terrorista DAESH también ha difundido que ha asesinado a varios secuestrados de origen noruego y chino. El aeropuerto de Copenhague en Dinamarca también había sido desalojado el pasado 18 de noviembre, aunque finalmente fue una falsa alarma y la actividad haya vuelto a la normalidad.