Aprender y enseñar es un tema delicado y difícil. Por suerte, los profesores de hoy día pueden contar con herramientas impensables hace apenas diez años. Una de las mejores maneras de aprender, como está más que comprobado en numerosas investigaciones, es jugando. El juego supone un entorno de aprendizaje esencial para cualquier animal "superior". Por eso, cuando ponemos el que es el juego independiente más vendido de la historia (con más de cincuenta y cuatro millones de copias) al servicio de la educación podemos asegurar que será un éxito seguro. Y todo ese potencial es el que han sabido ver en la Universidad de Hull con MolCraft, un mapa creado exclusivamente para aprender algo de química orgánica desde dentro.

Así es MolCraft

Como decíamos, MolCraft es una iniciativa de Marl Lorch y Joel Mills de la Universidad de Hull, Reino Unido, con el inestimable apoyo de la Real Sociedad de Química y que ha consistido en recrear moléculas complejas en un mapa de Minecraft. Al construirlas en un tamaño gigantesco, los jugadores pueden explorar la sofisticación que tienen estas estructuras nanoscópicas. De hecho, es una manera increíblemente eficiente de entender por qué las reacciones moleculares ocurren como ocurren. La química, en realidad, no es más que una manifestación física de las propiedades atómicas y moleculares. Poder verla, en grande, ayuda muchísimo a desentrañar sus entresijos. Así, en MolCraft nos encontraremos un hall desde el que poder acceder a una cantidad totalmente impresionante de moléculas.

Estas moléculas están distribuidas y ordenadas según su naturaleza química, para mejorar la forma de encontrarlas. Dentro de cada molécula un concienzudo HUD nos dará una cantidad también impresionante de información sobre su utilidad y su naturaleza. Pero, además, al acceder al servidor nos hemos sorprendido al encontrarnos con varios doctores de la Universidad de Hull, entre ellos al propio Dr. Mark Lorch, quien amablemente se ha dirigido a nosotros para ayudarnos a vivir la mejor experiencia dentro de MolCraft. No es nada raro, pues durante la visita, hemos visto varios avatares de diversas entidades pululando el mundo y observando MolCraft esconde cofres y objetos especiales para incentivar la exploración por el mapalas moléculas. Inclusive algunos compañeros de la universidad, quienes amablemente contestan a las preguntas de los visitantes.

Además, por si fuera poco, MolCraft posee también un mapa del Reino Unido de eventos reseñables dentro del mundo de la química. A través de este mapa podemos teleportarnos a unas salas especiales donde ver las moléculas que hacen referencia a dichos eventos con su detallada explicación. Para incentivar más la exploración de las moléculas, el equipo ha escondido cofres y objetos a lo largo de las estructuras. Por ejemplo, si descubrimos una puerta secreta en la molécula de cisteína, una serie de indicaciones nos dirigirán hasta el átomo de sulfuro donde hallaremos un cofre con un objeto especial. Pero claro, para hacerlo, habremos de entender por qué está el átomo de sulfuro donde está.

Del laboratorio a Minecraft

Hipertextual ha tenido la oportunidad de entrevistar al Dr. Mark Lorch
dentro de MolCraft. Encarnado como el avatar "DrScients", el bioquímico nos ha dado un detallado paseo por sus moléculas y eventos preferidos. Entre ellos se encuentra la mioglobina, una hemoproteína muscular muy parecida a la hemoglobina de la sangre y que el Dr. Lorch ha catalogado entre sus proteínas favoritas. "Me gusta porque muestra cómo la estructura ha de ser perfecta para que quepa el grupo hemo en su centro. Además, es divertido volar entre las hélices de la proteína", nos contaba entre bloques representando magníficamente la estructura. Para poder acceder a MolCraft solo necesitamos poseer una copia de Minecraft y conectarnos al servidor de la universidad. El acceso es gratuito y libre. Pero el libre acceso no es un problema en cuestiones de vándalos, tan comunes en Mincraft. "El servidor está bloqueado en modo aventura. Además, hay una versión local descargable para que cada uno haga lo que quiera en casa", nos comentaba.

MolCraft

Y es que construir un mundo lleno de moléculas complejas no ha sido nada fácil. "La idea surgió en un café con Joel Mills. Él es nuestro experto en materia educacional con Minecraft de la Universidad. Durante la charla surgió la idea. Con la ayuda de algunos estudiantes la vimos posible; y con el apoyo de la Real Sociedad de Química la hicimos realidad". El Dr. Lorch nos explica que el paso previo para convertir las moléculas en estructuras de Minecraft no fue nada fácil. Para ello, el equipo de estudiantes tuvo que idear la manera de trasladar la estructura existente en las gigantescas bases de datos de moléculas a Minecraft. Una tarea nada sencilla y que ha necesitado de varias aplicaciones y algunos trucos.

molcraft
El avatar del Dr. Lorch nos enseña algunos de los mayores logros de la U. de Hull.

Pero el resultado es magnífico. Una auténtica experiencia inmersiva y didáctica, para todas las edades y niveles educativos. "Organizamos visitas guiadas y eventos especiales según la demanda", nos comentaba. Una manera personalizada de introducirse no solo en MolCraft, sino en la bioquímica. Y desde dentro. Además, según explicaba, el equipo está desarrollando una versión de MinecraftEdu para el uso de los profesores como recurso educativo. En definitiva, MolCraft es un ejemplo de que las nuevas tecnologías pueden servir como una herramienta didáctica sin igual, como nunca hubiéramos pensado. Solo es cuestión de un poco de imaginación, originalidad y, voilá, tenemos un proyecto único y digno de mención como este increíble mundo de MolCraft.