conducción autónoma

California es la cuna del futuro de los coches tanto eléctricos como autónomos y parece que solo se trabaja en este campo ahí. En Japón también están bastante avanzados y desde hace semanas se están realizando pruebas de conducción autónoma para que, en un año o menos, existan vehículos capaces de circular solos por autovías y ciudades, aunque no serán coches 100% autónomos, todavía.

A finales de 2016 Nissan ofrecerá el programa Piloted Drive 1.0, que permitirá una conducción autónoma para algunas condiciones de tráfico, como atascos. Dos años más adelante el sistema permitirá cambiar de carril y para 2020 esperan poder ofrecer una experiencia más amplia con la ciudad y las autovías como principales baluartes de su tecnología.

Con este plan Tesla confirma que lleva entre 3 y 4 años de ventaja.

Este prototipo de conducción autónoma incluye dos tecnologías que lo hacen ser algo diferente a lo que hace Tesla. La primera es un escáner de dimensiones muy contenidas que es capaz de determinar con precisión milimétrica la distancia con respecto al vehículo que nos precede así como el entorno gracias a la medición tridimensional, algo fundamental para aquellas carreteras estrechas.

La segunda tecnología es un sistema de cámaras que dotan al sistema de visión de 360 grados. Están repartidas por todo el vehículo para poder tener información de cara a tomar decisiones cuando se conduce a través de intersecciones con escasa visibilidad o curvas cerradas.

Por el momento Nissan no contempla el coche autónomo sin supervisión del conductor y es que han desarrollado una interfaz para poder informar al conductor humano de lo que va a realizar el coche antes de tiempo para que pueda evaluar y tomar decisiones. Por ejemplo, el coche incorpora un sistema Head up display que informará de la maniobra antes de que el coche la realice como adelantamientos o cambios de carril.

También existirá un dispositivo situado en el salpicadero que permitirá al conductor cambiar entre distintos modos: el manual, el modo de conducción autónoma, el modo de cambio automático de carril... Así el usuario podrá elegir el modo de conducción autónoma con el que vaya tranquilo.

Este prototipo de conducción autónoma comenzará a operar en condiciones reales de tráfico tanto en carretera como en ciudad durante este primer año para poder analizar el comportamiento del mismo. Siempre irá supervisado por un equipo de desarrolladores que podrán tomar el control en cualquier momento y es el primer paso que se da en Japón para permitir a un fabricante (que es japonés) realizar pruebas en situaciones reales.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.