Hace cinco años, cuando Android empezaba a suponer una cuota de mercado importante, llegaron dos marcas chinas a Europa y dejaron claro que su apuesta iba en serio y era a largo plazo: Huawei y ZTE, con algunas operadoras que les supusieron de lanzadera de una forma evidente, como fue el caso de Yoigo. Cinco años después es muy fácil ver la progresión de ambas, y las diferencias cualitativas entre ambas, que se traducen en cuotas de mercado dispares. La diferencia es a favor de Huawei, que en esta línea ascendente ha dejado muy buenos productos, cada vez un poquito mejores, y que hoy tienen al último relevo, el Huawei Mate 8.

  • Pantalla: IPS 6", Full HD
  • Sistema operativo: Android 6.0
  • CPU: Kirin 950
  • RAM: 3 GB / 4 GB
  • Almacenamiento: 32 GB / 64 GB + micro SD
  • Cámara: 16 MP / 8 MP (frontal)
  • Batería: 4.000 mAh

El diseño es esencialmente el mismo que el del Huawei Mate S con una pequeña evolución, dentro de la cual lo más destacable es su ridículamente pequeño marco, que hace que dé la sensación de que casi todo el frontal es pantalla: magnífico. Mantiene el lector de huella dactilar ubicado en la parte trasera, bajo el anillo de la cámara que ahora pasa a ser cuadrado.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.