vehículo autónomo

Ni Google tiene planes para probar su coche autónomo en España ni los usuarios que quieran podrán hacerlo. Ese es, básicamente, el resumen de uno de los temas del día que han inundado las redes sociales. ¿Y de dónde sale todo esto? Fácil.

Resulta que la DGT ha publicado un documento en el que se detallan los requisitos para que los centros puedan solicitar la realización de pruebas con coches autónomos, sean de Google, de Audi, o del último modelo autónomo e inteligente de Lada, en función de su nivel de automatización.

Lo cierto es que este marco regulatorio está enfocado a que sea la industria automotriz patria la que pueda realizar pruebas de coches "que por su propia naturaleza sean capaces de realizar una conducción plenamente automatizada", todo para mantener la seguridad vial del entorno cuando se realicen pruebas y para que estos test se hagan siguiendo un marco regulatorio como el que tienen el resto de tipos de industria que requieren pruebas de campo en entornos reales.

De momento son dos centros los que tendrán esta autorización que permitirá realizar pruebas durante dos años, mientras se determinan los tramos de vías urbana e interurbana por las que se podrán hacer pruebas. Un buen titular puede siempre cambiar el sentido del contenido, y en lo que se refiere al coche de Google, si la compañía no lo trae ad hoc, me parece que todavía queda mucho, mucho tiempo para que puedas subirte a uno para probarlo y decidir si lo compras.