Un movimiento a escala europea a favor de una mayor consideración en el trato entre las personas.

Cuando a una causa social se le une la colaboración de los artistas, llega mejor al resto del mundo y, así, se difunde e interioriza mucho más por la propia naturaleza del arte, que es capaz de deleitarnos y nos provoca emociones que otros medios no alcanzan por mucho empeño que pongan en ello: no es lo mismo dar una fría conferencia sobre **la desconexión personal en un mundo hiperconectado** o gritar al respeto en una plaza pública con un altavoz que mostrarlo en una obra artística, o incluso elaborar una instalación de arte lumínico para **defender que deberíamos prestarle una mayor atención a los demás**.

Esto es lo que precisamente lleva haciendo el artista suizo Gerry Hofstetter, con el soporte de la compañía aérea SWISS, desde finales del año pasado. Porque cada vez somos más egoístas los unos con los otros, y hay que ponerle remedio.

Un movimiento a escala europea a favor de una mayor consideración en el trato entre las personas.

Después de montar sus instalaciones artísticas en edificios representativos del continente europeo, como el de la Ciudad Internacional Universitaria de París o el Museo Nacional de la Ciencia y la Tecnología Leonardo da Vinci de Milán, entre otros, proyectando sobre sus fachadas imágenes de los ojos del propio personal de la aerolínea, concluye esta vez con **la proyección de imágenes de los ojos de centenares de ciudadanos**, que han tenido a bien participar en esta iniciativa con sus selfies, **sobre cuatro globos gigantescos en los Alpes suizos, a 3.000 metros de altura** respecto al nivel del mar.

El proyecto de Hofstetter es una clara llamada de atención a la sociedadLa referencia está clara como el agua: **mirarse a los ojos es prestarse verdadera atención unos a otros**, y promoverlo es, como digo, lo que les interesa a Hofstetter y a SWISS.

Según una encuesta realizada por SWISS en colaboración con el Instituto Forsa, en la que participaron más de 3.000 personas de Alemania, Austria, España, Francia y Reino Unido, los ciudadanos europeos creen que el egoísmo es un fenómeno al alza en nuestra sociedad. En el caso de los españoles, un 78% estima que la sociedad es cada vez más egoísta y, pese a la expansión de las redes sociales, que las interacciones personales satisfactorias cada vez escasean más; un 76% opina que el sentimiento comunitario se está esfumando, y **un 68%, que lo mismo ocurre con el espíritu de solidaridad y la atención al prójimo**.

Si bien hay que diferenciar entre cómo son verdaderamente las relaciones interpersonales y la manera en que se perciben, es decir, entre un hecho y el modo en que un sujeto lo percibe sin el amparo de la ciencia y sus rigurosas herramientas, este proyecto puede servir al menos para que las personas sean más conscientes de la necesidad, por ejemplo, de decir “gracias” y “por favor”, que un 66% de los encuestados totales considera básico para una buena atención interpersonal.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.