Parecía que no se iba a acabar nunca pero esta semana, coincidiendo con la salida de OS X El Capitán, termina el periodo de prueba (para los que lo empezaron en su lanzamiento) de Apple Music, el servicio de música en streaming que presentó Tim Cook en la WWDC 2015 y con el que pretendían competir con Spotify. Desde entonces no solo han pasado los tres primeros meses gratuitos de prueba que Apple dio a todos los usuarios, si no que también han corrido ríos de tinta en la prensa y blogs analizando cada parte del servicio y sus aplicaciones.

Como todo lo que hacen los de Cupertino Apple Music no se ha librado de las criticas, desde las de estrellas como Taylor Swift sobre los pagos a los artistas hasta las de los usuarios de a pie sobre el servicio. Tanto se ha escrito y se ha comentado sobre “lo malo” que es el servicio que la sensación que se puede generar es la de que Apple Music es cuanto menos mediocre. Una sensación, que para mi que he estado varios meses usándolo día a día, no se ajusta a la realidad. El servicio tiene muchas cosas buenas, aunque las que me han hecho renovar son estas:

La integración

Esto es innegable. La integración que tiene Apple Music con el ecosistema es insuperable e inalcanzable por cualquier otro competidor. No es solo que esté disponible en mi Mac, iPhone e iPad, es que también llega a donde otros de momento no han podido llegar. Hablo como no de la perfecta integración con Siri, a quien le puedo decir en cualquier momento que reproduzca un grupo, lista o canción aunque tenga las manos ocupadas o este montando en bici.

Y lo mismo ocurre en el Apple Watch, donde de momento ningún servicio en streaming está disponible a parte del de Apple. Personalmente no salgo a hacer deporte únicamente con el reloj y unos auriculares Bluetooth, el poder controlar la música desde la muñeca es un extra al que no quiero renunciar.

iTunes Match incluido

Cuando hablamos de servicios en Streaming parece que siempre existe una lucha para ver quien “la tiene más grande” y cuenta con el catálogo de canciones más extenso. Con Apple Music no importa si un cantante decide o no incluir su último disco en el servicio, o si grandes grupos deciden salirse. Da igual quien entre o salga. Si hay un grupo que no está dentro del catalogo puedo añadir sus canciones o discos a la nube sin problema desde el ordenador gracias a que iTunes Match forma parte del servicio.

Si algo que quiero escuchar no está, añado los archivos de audio a iTunes, pulso en Archivo > Biblioteca > Actualizar biblioteca musical de iCloud y para cuando me quiera dar cuenta estará disponible en todos mis dispositivos gracias al poder de iCloud. Algo ideal si tienes amigos músicos y su trabajo aún no está disponible en estos servicios.

Precio

El plan familiar es imbatibleCuando uno menciona “precio” y “Apple” en la misma frase casi siempre se espera que le siga un “es más caro que la competencia”, sin embargo con Music se ha situado en el mismo “tier” de precio que Spotify y otros competidores en el plan individual, pero lo verdaderamente interesante es el plan familiar. Por 14,99€ al mes hasta 6 personas de un mismo entorno pueden compartir una misma cuenta de Apple Music.

En mi caso somos 4 personas las que estamos aprovechando una misma subscripción de Apple Music, por lo que por 3,75€ al mes cada uno tiene la posibilidad de acceder a un catalogo de canciones casi infinito, con recomendaciones personalizadas, música Offline y radio online sin anuncios.

Me ha ayudado a descubrir música

Aunque lo que realmente me ha hecho quedarme no es el precio o poder darle al Play desde la muñeca, si no que Apple Music me ha ayudado a disfrutar más de la música descubriéndome nuevos talentos y canciones que de otra forma hubieran pasado inadvertidos para mi.

Algunas de las listas de Apple Music son auténticas bandas sonorasAntes de empezar a usar un servicio de música en streaming pensaba que no lo necesitaba, “total siempre escucho lo mismo”, además ninguno de los existentes parecía hacer mucho por hacerme cambiar de opinión. ¿Para qué quería yo toda la música del mundo sin nadie que me hiciese buenas recomendaciones? (Mis amigos no cuentan por que nuestros gustos son radicalmente distintos). Sin embargo la curación humana de Apple Music me atrajo desde un primer momento. No voy a negar que fui algo escéptico al principio, pero tras un par de semanas me ganó por completo.

A base de “corazones” y de escuchar las canciones que me encantan he ido entrenando poco a poco el sistema y a día de hoy las recomendaciones en la sección “Para ti” son inmejorables. Por no hablar de las listas creadas por los editores de Apple Music, que son para mi la mejor parte de todo el servicio. Algunas de ellas ya se han convertido en autenticas bandas sonoras para algunos momentos del día.

Estos son mis motivos para renovar, unos motivos que se han ido forjando tras tres meses de experiencia usando Apple Music cada día. Puede que no los compartas y que pienses que soy un “fanboy” descerebrado, pero te aseguro que por mucho que lo intentes no me vas a hacer cambiar de opinión. Si no te ha gustado te recomiendo que sigas los consejos de Álex Barredo y canceles tu subscripción antes de que sea tarde.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.