El caso del trucaje de Volkswagen tiene vistos de continuar a corto plazo por mucho que se haya cambiado parte de la ejecutiva de la compañía y que la automovilística haya confirmado que comenzará la llamada de vehículos en Europa a principios del próximo año. Ahora, tras unos días relativamente calmados, la fiscalía alemana está registrando la sede de Volkswagen en busca de archivos, documentación o contenidos relacionados con el trucaje de las emisiones.

Según apuntan desde El Confidencial, el objetivo de esta entrada y registro ha sido el de incautar solo documentación y soportes informáticos que pudieran contener información y la identidad de los empleados de la compañía implicados en el escándalo. De momento, se desconocen más datos o qué clase de documentación relacionada con el escándalo han encontrado las autoridades alemanas, aunque estaremos pendientes.

Además coincidiendo en el tiempo con el registro de la sede, Michael Horn, máximo responsable de VW en USA ha confirmado que la línea de diesel de 2016 incluye los mimos sistema para tapar las emisiones, por lo que la compañía ha decidido detener su solicitud de certificado de emisiones, sacando toda la línea de nuevo vehículos para el próximo año que incluyen motores diesel para el mercado americano.

👇 Más en Hipertextual