Takaaki Kajita, Premio Nobel de Física de 2015 por sus investigaciones sobre los neutrinos, ha asistido hoy a la colocación de la primera piedra de la red de telescopios Cherenkov en el Observatorio del Roque de los Muchachos de La Palma. En el acto, el científico japonés ha apuntado que "se trata de un gran paso para el proyecto CTA (Cherenkov Telescope Array), una de las infraestructuras más importantes en los próximos años en la detección de rayos gamma". La iniciativa cuenta con la participación de 1.200 científicos de 31 países."No sabemos por qué hay neutrinos en la naturaleza, pero sin ellos no estaríamos aquí"

Junto a Arthur B. Mcdonald, el investigador japonés fue galardonado con el Nobel de Física de 2015 por el hallazgo de las oscilaciones de los neutrinos. El descubrimiento permitió entender que estas partículas elementales presentaban masa. Al ser preguntado sobre las aplicaciones de su investigación, Kajita ha comentado que "cuando Einstein planteó su teoría sobre la relatividad, nadie pensó que fuera a tener utilidad, pero cien años más tarde, sin esta teoría no podríamos usar el GPS".

Tal vez algo así ocurra con los neutrinos de aquí a diez o veinte años, según el Nobel de Física de 2015, que también ha apuntado que "no sabemos por qué hay neutrinos en la naturaleza, pero sin ellos no estaríamos aquí", dado el papel clave que juegan en las reacciones que ocurren en el Sol. Kajita también ha señalado que "el desafío más importante de la física de la próxima década será conocer por qué el universo se expande forma acelerada". Los estudios indican que esa expansión viene dada por una constante cosmológica, ya predicha por Einstein. En ese sentido, el Nobel de Física de 2015 ha afirmado que será importante entender por qué la constante presenta el valor que tiene.

Nobel de Física
El Premio Nobel de Física de 2015 durante la rueda de prensa en La Palma. Imagen de Daniel López (cedida por el Instituto de Astrofísica de Canarias).

Una nueva ventana al cosmos

Kajita es el director del Institute for Cosmic Ray Research de Tokio, entidad que ha trabajado en el experimento Super-Kamiokande de neutrinos y que actualmente construye el telescopio KAGRA para detectar ondas gravitacionales. La institución también colabora con la red de telescopios Cherenkov de La Palma, que permitirá la detección de rayos gamma de muy alta energía.

Los telescopios Cherenkov abrirán una nueva ventana al cosmos para entender fenómenos como los agujeros negrosEsta radiación ayuda a entender fenómenos violentos y desconocidos que suceden en el cosmos, tales como explosiones de supernovas, agujeros negros o púlsares. Rafael Rebolo, Director del Instituto de Astrofísica de Canarias, ha señalado que la instalación de los telescopios Cherenkov, junto con los espejos MAGIC, harán del Roque de los Muchachos "el que posiblemente sea el observatorio de rayos gamma más potente", que aumentará en un orden de magnitud la sensibilidad de los detectores de esta radiacion.

La Secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación ha definido la iniciativa como "un proyecto de colaboración entre muchos investigadores, entre administraciones y entre países". La red de telescopios Cherenkov es una muestra, según Carmen Vela, de que "los científicos españoles y las empresas quieren, pueden y saben estar". La Secretaria de Estado también ha manifestado la voluntad de que "nuestra ciencia siga creciendo", por lo que se ha comprometido a trabajar para que "los Cherenkov sean una realidad".

Con la instalación de los telescopios Cherenkov se abrirá una nueva ventana al cosmos, completando el trabajo de los espejos MAGIC o del Gran Telescopio Canarias, símbolos del Observatorio del Roque de los Muchachos. La colocación de la primera piedra ha tenido lugar tras la finalización del Foro 100xCiencia, un encuentro que ha reunido en La Palma a los Centros de Excelencia Severo Ochoa con periodistas y comunicadores.