La Leica SL no es solo una nueva cámara, es también la inauguración de un nuevo sistema de mirrorless. Así, la empresa alemana apuesta por un dispositivo con enfoque automático y sensor CMOS de tamaño Full Frame con 24 megapíxeles que, según ellos, “marcará nuevos estándares en términos de velocidad, calidad y versatilidad”.

Aunque Leica ya tenía cámaras sin espejo con un sensor de tamaño completo (como los modelos M), este nuevo dispositivo es también “una nueva experiencia de Leica” que pretenderá hacer frente a las cámaras más punteras del sector, como puede ser la Sony A7R II.

Además del sensor Full Frame, la cámara posee más bondades en su interior: podrá alcanzar una sensibilidad ISO de 50.000 y han excluido el filtro de paso bajo, algo que ayudará a obtener imágenes más nítidas. Pero otro de sus grandes atributos es el de la rapidez, y es que la Leica SL será capaz de disparar una ráfaga de 11 imágenes por segundo, una cifra bastante elevada si tenemos en cuenta su sensor y la resolución de estas fotografías.

Tampoco se han olvidado del vídeo, y la Leica SL será capaz de grabar a una resolución de 4K y 30 frames por segundo, mientras que en Full Frame puede alcanzar hasta los 120 fps.

Características:

  • Sensor: 24MP Full Frame CMOS
  • Procesador: Leica Maestro II
  • Sensibilidad: 50 – 50.000
  • Visor: electrónico, de 0.66" y una resolución de 4.4MP.
  • Pantalla: táctil, de 2.95" y 1.04MP.
  • Video: 4K (30fps, 24fps) y 1080p (120fps).
  • Conectividad: Wi-Fi y GPS.

Y ahora llega lo peor, la Leica SL saldrá por un precio de 7.450 dólares que solo incluye el cuerpo de la cámara. Mientras tanto, la lente Leica Vario de 24-90mm f/2.8-4 costará 4.950 dólares, cifras que no se encuentran al alcance de la mayoría de bolsillos.