La industria del taxi está en boca de todos desde hace tiempo. Los conductores tradicionales que llevan operando desde hace años bajo las mismas reglas, Uber entrando a operar en todos los mercados y las consiguientes quejas de ambas partes tienen cabida en todos los debates sobre el sector del transporte.

En el caso de España, la actividad de Uber está prohibida por lo que las razones del descenso del negocio del taxi no se debe a esta monumental startup, sino a otras cuestiones económicas que nada tienen que ver. Aunque sí hemos de tener en cuenta que es posible que sí les afecte la actividad de un negocio made in Spain: Cabify, los cuales ofrecen un servicio de limusinas a un precio similar y con mayor calidad. Sin embargo, en el caso de Nueva York sí que se ha detectado un cambio en las costumbres de los adeptos al transporte por taxi. En los últimos años se ha detectado un decrecimiento del 10% del uso de los coches amarillos, en detrimento del aumento por cuatro que ha tenido Uber. Lo cual ha preocupado, y mucho, a todo el sector.

Karhoo propone un comparador de taxis, al cual ya han accedido los sectores más tradicionales de LondresLos precios y la facilidad con la que se accede al servicios, a través de las nuevas tecnologías, son elementos esenciales para explicar su éxito. Pero aún hay esperanza para la parte más tradicional del taxi con otras iniciativas que intentan hacerle la competencia de la mejor forma posible a Uber. Podemos poner el caso de Gett en Israel o MyTaxi que, a través de los taxis de toda la vida, quieren ofrecer un servicio gestionable a través de una simple aplicación móvil; que es precisamente una de las cosas que se ha resaltado de Uber. O incluso ofertas en los precios, pero siempre de mano de la legalidad.

Y algo parecido quiere hacer una de las nuevas propuestas que se presenta ante el convulso sector del transporte en las ciudades. Porque si algo hay que tener claro es que seguirán apareciendo nuevos jugadores. Karhoo, una startup con solo 10 meses de edad, 250 millones de dólares recaudados a sus espaldas y 120 personas en plantilla, viene para hacerle mucho daño a Uber. O al menos intentarlo. Su ventaja es que ellos mismos no tienen la necesidad de ponerse a gestionar flotas de coches, ni entrar en batallas legales de licencias. Lo que propone esta nueva empresa, afincada en Nueva York, es ofrecer un servicio de comparación de taxis a partir del cual los usuarios pueden acceder a miles de vehículos de los diferentes operadores, y de esta forma comparar su actividad, y por supuesto, acceder a su servicio.

Lejos de lo que se pueda pensar la gente, el sector tradicional del taxi ha recibido con muy buen grado la entrada de Karhoo en el mercado. Las diferentes compañías de Londres o Nueva York ya se han puesto en contacto con ellos a fin de llegar a diferentes acuerdos. Al final, toda este reclamo, les está valiendo para hacerse con otra ronda de financiación de no menos de 1.000 millones de dólares según apuntan algunas fuentes, y bajo el pretexto de que quieren ser rentables

Por lo visto, el sector de taxi no estaba tan en decadencia como muchos pensaban. Simplemente necesitaban tener un poco de aire fresco y abrirse a lo que la tecnología les puede ofrecer.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.