"Algo inesperado". Así describe Anthony Boccaletti, investigador del Observatorio de París, el nuevo hallazgo que han realizado de forma conjunta el Hubble y el Very Large Telescope del Observatorio Europeo Austral. Las imágenes obtenidas muestran unas misteriosas ondas que escapan a 40.000 kilómetros por hora de la estrella AU Microscopii.

Estas estructuras con forma ondulada nunca habían sido vistas. La comunidad científica tampoco había podido predecir su existencia. Pero lo cierto es que estas ondas se mueven cerca de la estrella AU Microscopii, también conocida como Au Mic, que está siendo estudiada para entender cómo se forman los planetas.

Las extrañas y veloces ondas

AU Mic es una estrella joven, rodeada por un gran disco de polvo. Desde 2010, el telescopio Hubble buscaba marcas con apariencia grumosa o retorcida, que pudieran indicarnos la presencia de algún protoplaneta en formación. El año pasado esta investigación se vio reforzada con la instalación del instrumento SPHERE, acoplado al Very Large Telescope, que ha permitido obtener imágenes con mejor resolución y contraste.La estrella AU Mic está situada a 32 años luz del planeta Tierra, rodeada por un disco de polvo

"Las fotografías captadas por SPHERE muestran una serie de características inexplicables acerca de estas estructuras con forma de ondas y arcos, a diferencia de cualquier otra observación realizada hasta el momento", señala Boccaletti, primer autor del artículo publicado en Nature. Gracias a las imágenes del Hubble y del Very Large Telescope, se han dado a conocer cinco misteriosas ondas que escapan de Au Mic, una estrella situada a solo 32 años luz del planeta Tierra.

Como explica Christian Thalmann, investigador del ETH Zürich, "al procesar las fotografías obtenidas gracias a los datos del Hubble fueron capaces de monitorizar estas extrañas ondas durante un período de cuatro años". De este modo estimaron que la velocidad de "escape" de las estructuras era de 40.000 kilómetros por hora. Tres de las cinco ondas, según los cálculos publicados en Nature, tendrían una velocidad tan alta que les permitiría escapar de la atracción gravitacional de AU Mic.

Hubble
La estrella que aparece con un tono más anaranjado es AU Mic, según las fotografías captadas por ESO/Digitized Sky Survey 2.

¿Qué son exactamente estas ondas? ¿Cómo se han formado? Carol Grady, científica del proyecto, ha señalado que "el hallazgo es realmente sorprendente". Aunque los investigadores no han podido todavía confirmar el origen de las ondas, sí han elucubrado acerca de su formación. Entre las hipótesis planteadas existen varias ideas que podrían explicar dichas estructuras, como la colisión de dos raros asteroides masivos o las propias llamaradas emitidas por AU Mic.La velocidad de las ondas es tan elevada que podrían estar esquivando la atracción gravitacional de la estrella

Al igual que ocurre en el Sol, la estrella estudiada por el Hubble presenta una elevada actividad en cuanto a erupciones y explosiones se refiere. Según ha explicado Glenn Schneider, "una de estas llamaradas pudo haber arrancado material de alguno de los planetas alrededor de AU Mic, si acaso existieran, que ahora podría estar propagándose cerca de este disco".

Las teorías propuestas seguirán siendo investigadas gracias al Hubble, el instrumento SPHERE y otras instalaciones como el telescopio ALMA de Chile. El objetivo no es otro que monitorizar la actividad de AU Mic y comprobar qué ocurre con estas extrañas y veloces ondas, que por ahora continúan siendo un increíble misterio para la ciencia.