La crisis del ébola sacudió España hace exactamente un año, cuando la auxiliar Teresa Romero ingresó en el complejo La Paz-Carlos III afectada por el mortífero virus. La epidemia había llegado a nuestro país con el traslado de dos misioneros, Miguel Pajares y Manuel García Viejo, que se habían contagiado trabajando en el continente africano.

Un año después, las lecciones sobre la crisis del ébola son numerosas. El olvido sobre el brote del ébola en África, la nula atención informativa inicial y la baja preparación de España para afrontar la llegada del virus fueron algunos de los temas debatidos en aquellos meses.

Una semana sin nuevos casos de ébola en África

España no contó con laboratorios de máxima seguridad biológica durante la crisis del ébolaEspaña, por ejemplo, no contaba con laboratorios de bioseguridad de nivel 4, centros donde poder manejar y estudiar patógenos con un riesgo alto, que producen enfermedades graves y cuya transmisión es sencilla. Los recortes de los últimos años habían provocado que nuestro país no contara con las instalaciones adecuadas donde manejar e investigar las muestras infectadas, labor que se realizaba en el Centro Nacional de Microbiología.

Durante la celebración del Foro 100xCiencia, que reúne a Centros de Excelencia Severo Ochoa con periodistas y comunicadores, Carmen Vela ha anunciado que España contará con una unidad de máxima contención biológica para estar preparada para epidemias como la del ébola. Aunque la Secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación no ha precisado más detalles, la creación de esta instalación podría subsanar uno de los graves problemas sucedidos durante la crisis del ébola del año pasado.

Consecuencias de la crisis
Luis García (Wikimedia)

Vela también ha resaltado el trabajo de los científicos que formaron parte del comité de expertos para asesorar al Gobierno y a los medios de comunicación. El anuncio de la Secretaria de Estado de I+D+i llega en la semana en la que la Organización Mundial de la Salud ha declarado que no ha habido nuevos casos de ébola en África durante la última semana, por primera vez desde marzo de 2014.

Las buenas noticias, sin embargo, se han teñido de un cierto sabor agridulce al conocer que la enfermera británica Pauline Cafferkey ha sido ingresada de nuevo, tras haber sobrevivido al ébola. Según han declarado fuentes del gobierno de Reino Unido, la paciente ha sufrido complicaciones posteriores como consecuencia de la infección vírica. A la espera de nuevas noticias sobre esta mujer británica, el anuncio realizado por Carmen Vela permitirá que España esté mejor preparada ante posibles brotes epidémicos como el del ébola del año pasado.

👇 Más en Hipertextual