Es tan irónico que parece una broma. Dean Murphy, quien está detrás del desarrollo de Crystal, la app para iOS que bloquea anuncios en páginas web, está pagando por mostrar anuncios en Twitter para promocionar la descarga de su software.

Este es el último en lo que podríamos considerar una serie de movimientos controversiales por parte de la app.

  1. Crystal durante sus dos primeros días fue gratuita, pero al ver el éxito de Peace aún siendo de pago, cambió a un costo de 0,99 dólares. No es que haya algo de malo en cobrar por un app, es que es otro nivel de ironía que alguien haga dinero a costa que otros dejen de hacerlo.

  2. La segunda controversia llegó con las promesas que hacen para promocionarse en la App Store: aseguran que si lo instalas ahorrarás el 50% de tu tarifa de datos (un número totalmente desorbitado e injustificado).

  3. Por último, la semana pasada anunciaron que aceptarán pagos por parte de los creadores de AdBlock Plus para permitir que cierto tipo de publicidad sí se muestre. Una estrategia, en mi opinión, bastante peligrosa.

No tenemos ningún problema en que las personas usen un bloqueador de anuncios si así deciden hacerlo. Cada persona es dueña de su navegador y elige que quiere ver o no ver, pero también es importante que se sepa el tipo de empresas que están detrás de estas aplicaciones y las prácticas a las que incurren.

👇 Más en Hipertextual