A pesar del ruido inicial que causó el hackeo a Ashley Madison, llevábamos un tiempo de relativa calma. Pero hoy se ha hecho público que desde mediados de verano la Guardia Civil está investigando decenas de denuncias presentadas por todo España en las que clientes de la web de citas denuncian que están siendo extorsionados por supuestos criminales que les piden dinero por no hacer públicas sus aventuras.

Y es que todo parece indicar que, vía las transacciones que se hicieron a la red social y los mensajes, los supuestos criminales están "recordando" a los usuarios de Ashley Madison muchas de sus aventuras y amenazan con contarselas a sus parejas en caso de que no se paguen cantidades que oscilan entre los 500 y los 2.000 euros.

La forma en la que estos piratas dan verosimilitud a sus amenazas es gracias a las transacciones previas dentro de la web de citas, que por lo visto identifican de forma única a cada usuario y por tanto, puede utilizarse para demostrar que eran usuarios activos.

De momento la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) ha realizado las averiguaciones pertinentes y han determinado que estas extorsiones provienen del extranjero, aunque no han trascendido más datos.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.