Parece sencillo, encendemos la TV, y el sistema multicámaras de Movistar TV nos permite ver todos los ángulos imposibles de un carrera de MotoGP. Pero no lo es. En el Premio Movistar de Aragón 2015 tuvimos la oportunidad de conocer de primera mano algunos de los secretos que hacen posible que podamos disfrutar desde casa de todos los puntos de vistas que se ofrecen en una carrera. Más de 90 cámaras on-board y subjetivas acompañaron a los telespectadores en sus casas en el premio Movistar y enseñaron un espectáculo único que ha costado mucho trabajo en miniaturizar y meter dentro de la moto.

Si tenemos en cuenta que una moto de competición es un vehículo de altas prestaciones en el que todo está medido al milímetro, un aumento de peso en una de las partes de la moto puede cambiar el desempeño de la misma en una carrera; en la que hasta un aumento en la temperatura del firme es determinante para arañarle unos segundos al crono. Esto es una cuestión determinante cuando dos de los ingenieros del equipo Yamaha-Movistar de MotoGP no contaban algunos de peros que se van encontrando a la hora de integrar las cámaras on-board en la moto.

Derechos de imagen: Dorna Sports SL/MotoGP
Derechos de imagen: Dorna Sports SL/MotoGP

Y es que pese a que estos sistemas de grabación y retransmisión son parte del espectáculo y uno de los valores añadido más importantes que ofrece este deporte para el espectador, no siempre han sido tan compactos, pequeños e integrados dentro de la modo. La primera versión de una cámara on-board llegaba en 1985 cuando en el GP de Holanda se montó la primera cámara en la moto de Randy Mamola, que con algunos problemas y desafíos -necesidad de tener un helicóptero siempre encima para retransmitir la señal, perdida de capacidad en el deposito...- ofreció algunas de las imágenes más espectaculares de la época:

Derechos de imagen: Dorna Sports SL/MotoGP
Derechos de imagen: Dorna Sports SL/MotoGP

Tras este experimento, Dorna Sports -la empresa titular de los derechos de MotoGP- ha estado invirtiendo hasta el día de hoy en cambiar la tecnología presente para hacer mucho más espectacular la experiencia televisiva de MotoGP desde que adquirió los derechos del campeonato en el 92, y ahora la compañía ya tiene su propio equipo de I + D para desarrollar cámaras a medida, con el resultado de que cualquier puede disfrutar con el sistema multi cámara de MotoGP en Movistar TV.

La exigencias de los equipos y de la propia competición han exigido constantemente la miniaturización de las cámaras y la integración dentro del cuerpo de la moto como si fuera una herramienta de competición más. Básicamente, al final se trata de un tira y afloja entre equipos y empresas de derechos para seguir integrando cámaras dentro de las motos como si fueran elementos propios de cada vehículo, y que poco a poco se ha ido mejorando partiendo de un concepto que permitió hacer la cámara más pequeña y manejable dentro de la moto, separar la lente y CCD de la unidad que procesa las imágenes, pudiendo poner lo pesado en otro sitio de la moto, como en la unidad central de datos de la parte inferior central:

Derechos de imagen: Dorna Sports SL/MotoGP
Derechos de imagen: Dorna Sports SL/MotoGP

De esta forma, las cámaras han ido evolucionando hasta hacerse más pequeñas, grabar con mayor calidad e integrarse perfectamente dentro de la moto. Si antes era necesario que un helicóptero acompañase a la moto sin perder la línea de comunicación para recibir la señal, ahora un sistema de antenas desplegadas fuera del circuito recibe la señal en tiempo real y en HD y la retransmite a través del servicio de Dorna para posteriormente llegar, en el caso de España, a Movistar TV que personaliza la experiencia y añade mucho más contenido.

Pero el sistema de cámaras en MotoGP no se limita solo la miniaturización y la integración de forma más eficiente en la moto, puesto que Dorna está añadiendo mucha más tecnología a estos pequeños sistemas de transmisión como sistemas 360º con giroscopio cámara que podrá perseguir al piloto generando panorámicas espectaculares en una cámara diecisiete veces más ligero y pequeña que el sistema de la cámara utilizado en la moto de Randy Mamola hace 30 años.

Derechos de imagen: Dorna Sports SL/MotoGP
Derechos de imagen: Dorna Sports SL/MotoGP

No hay datos en tiempo real para los equipos A pesar de que el sistema de cámaras que Dorna instala en cada una de las motos elegidas si que transmite a la compañía, y por tanto a los televidentes algunos datos telemétricos, como pueden ser marcha, RPM o velocidad punta, en realidad, solo tiene un uso, al menos en carrera.

Una de las curiosidades que muchos no sabrán del campeonato de MotoGP es que los equipos no tienen telemetría, es decir, no reciben datos de la moto en tiempo real, realizan un volcado de datos tras cada sesión de entrenamiento y carrera que permite analizar el desempeño de la moto y los datos del piloto, datos que puede ocupar fácilmente de 2 a 3GB como confirmaron los propios ingenieros de telemetría del equipo Yamaha Movistar Matteo Flamigni y Davide Marelli.

Un proceso que empezó en 1985 con más trabajo y problemas que otra cosa y que ahora nos permite disfrutar de contenido en HD como si estuviésemos subidos a la moto de Rossi con algo poco más grande que pendrive: