A medida que crece la integración entre los dispositivos móviles y los vehículos se hace más patente la necesidad de un sistema no intrusivo que permita usarlos sin provocar un accidente. De aquí surgió la idea de utilizar asistentes de voz en los coches, de manera que el conductor pudiera operar con comandos sin poner en peligro su vida ni la de los demás. Y todos el mundo parecía muy de acuerdo con que es un sistema bastante seguro, ¿verdad? Pues tendremos que pensarlo de nuevo. Según un reciente estudio, los asistentes como Siri, Google Now o Cortana, además de los integrados en otros vehículos, pueden suponer un riesgo mucho mayor de lo que esperábamos.

27 segundos

El estudio realizado por la fundación AAA para la Seguridad Vial de la Universidad de Utah no es el primero en esta materia. Los análisis realizados por esta entidad ya mostraban que usar diversos agentes de voz en el coche podían distraer al conductor. Pero, probablemente el resultado más impresionante de este estudio concierna a los 27 segundos que necesita un conductor para retomar de nuevo la atención completa sobre la carretera. Esto ocurre con los sistemas más "distractivos". Los sistemas moderados, por ejemplo, requieren de 15 segundos para volver a centrarse en la carretera. Las mediciones fueron realizadas a 40 km/h lo que supone que un conductor puede mantenerse distraído debido al asistentes de voz hasta 300 metros ininterrumpidos.

Distracción media medida en distintos sistemas de manos libres, en segundos. Menos es mejor.

Eso supone distancia más que suficiente para provocar múltiples accidentes. Y 40 Km/h es una velocidad suficiente para matar a una persona o destrozar otro coche. Para poder hacer las mediciones se analizó el comportamiento de 257 personas, a las que se les sometió a varias pruebas durante la conducción. También se midieron varios patrones de comportamiento y otros signos relacionados con la atención. Aunque se pueden hacer varias críticas al método de estudio, lo cierto es que realiza una exhaustiva comparativa entre los diversos asistentes de voz para coches y su forma de afectar al conductor. Estos estudios son pioneros y necesarios para poder entender mejor cómo nos afecta la tecnología en algo tan común como es conducir.

Los peores asistentes de voz

A la luz del estudio, los asistentes de voz para coche que más distraen son el que incorpora el Mazda 6, seguido de Cortana, y el de Hyundai Sonata. Por su parte, Siri estaría en un puesto "moderado" mientras que Google Now se encontraría en la línea entre muy invasivo y moderadamente invasivo. Por tanto, ninguno de los asistentes de voz móviles pasa el examen de seguridad. Tampoco lo hacen la gran mayoría de asistentes integrados en los coches más modernos. Esto tiene una posible explicación, tal y como apunta David Strayer, autor "El sistema de comandos de voz no está preparado todavía"de las investigaciones: cada vez se trata más y más de integrar las redes sociales y otros aspectos funcionales al asistente de voz del coche.

Esto provoca que el uso se desvirtúe y se vuelva mucho más aparatoso. Además, se carga de una intención: entretener. Y esa no es la función de los asistentes de voz del coche. Pero eso no evita que cada vez se intente mejorar la "socialización" del conductor tratando de integrar las redes sociales durante la conducción. Ahora podemos mandar mensajes y recibirlos con un solo comando de voz. O buscar un restaurante cercano. Incluso twittear o llamar por teléfono. Pero esto, lo queramos o no, distrae por completo de la carretera. Y además, como hemos visto, lo hace durante un periodo de tiempo nada despreciable.

"Sólo porque los coches integren este sistema no quiere decir que sea una buena idea usarlos mientras se conduce", afirma Strayer. "El sistema de comandos de voz no está preparado todavía", explica Joel Cooper, de la facultad de psicología de la Universidad de Utah. "Sencillamente, esta tecnología no funciona lo suficientemente bien", explica. Y eso que es un añadido que se vende, precisamente, para prometer una mayor seguridad al usuario. Hipertextual se ha puesto en contacto con con Google y Microsoft para obtener sus declaraciones al respecto pero no hemos obtenido respuesta hasta el momento de la publicación del artículo. Actualizaremos en el momento que obtengamos respuesta. Por su parte Apple ha respondido que no tiene ninguna declaración que efectuar al respecto. Por ahora parece claro que hace falta mejorar la interacción que tenemos con los asistentes de voz en los vehículos. Y también ampliar los estudios realizados al respecto.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.