Typeform en una tableta

Rellenar formularios: la pesadilla de cualquier ser humano. Rellenar formularios por Internet: de esto ya ni hablamos... Para algunos este temor **se ha convertido en todo un emprendimiento**, que busca innovar en algo que siempre ha sido aburrido por definición. [**Typeform**](http://www.typeform.com/about/) nació en Barcelona para acabar con esto.

La startup no va a acabar con los formularios, porque para nuestra desgracia son necesarios, pero sí que lo está haciendo mucho más visuales, entretenidos y cómodos para el usuario. Y mucho ha debido entretener, a un grupo de inversores de hecho, porque acaban de cerrar **una ronda Serie A de 15 millones de dólares** cubierta por **Index Ventures, los *business angels* Anthony Casalena de Squarespace, Javier Olivan y Jay Parikh**, ambos de Facebook. Además de los ya inversores en la primera ronda, donde apostaron con 0,55 millones de euros en 2013, Point Nine Capital, Connect Ventures y RTA Ventures.

El objetivo de la ronda es mejorar el producto y crecer en Estados UnidosYa hemos hablado de Typeform en varias ocasiones, pero en términos generales **su propuesta es bastante sencilla**. Este emprendimiento ha desarrollado un sencillo sistema para hacer formularios y encuestas online, a medida, que pueden ser respondidas desde cualquier dispositivo. Y las empresas que lanzan encuestas necesitan que estas sean respondidas, entre ellas Airbnb, NIKE o The New York Time. Typeform ha encontrado un punto de éxito. **Simbiosis conseguida**.

Con una capacidad de generar 8 millones de encuestas mensuales y de aumentar su volumen de negocio un 20% cada mes, los fundadores, Robert Muñoz y David Okuniev, tienen pensado destinar los nuevos fondos a **mejorar el desarrollo del producto** y a fomentar la estrategia de márketing, que al final es la que mejora las cuentas de cualquier empresa. Quieren crecer, hacer más grande la familia, y doblar su plantilla en Barcelona de 50 a 100 empleados. Y seguir adaptándose al mercado de los smarthphone, sector donde se generan más de sus preciadas encuestas.

Y sobre todo, también quieren hacer las maletas, subir al barco para cruzar el charco e **instalarse en San Francisco de forma definitiva** para controlar desde allí las operaciones del mercado que más beneficios les está reportando hasta la fecha.