Ibiza. Créditos: José Antonio Hervás

Para los habitantes de Europa occidental, la costa este de América del Norte y Latinoamérica, la última noche fue algo diferente. Y es que ya lo advertimos, la superluna sangrienta fue un evento especial que no volverá a repetirse hasta 2018.

Como era de esperar, muchas personas aprovecharon el momento para salir a la calle y tomar imágenes de la superluna sangrienta, registrándose así miles de imágenes que de madrugada se convertían en virales utilizando las redes sociales como medio.

Desde México hasta España, en la primera o la última fase del eclipse, exponiendo a las sombras para registrar las nubes o a la luz para captar la Luna; todas las instantáneas registradas nos ayudan a comprender cómo se vivió este fenómeno desde distintos lugares del globo terráqueo.

Tendremos que esperar 3 años para que la Luna a la que estamos acostumbrados aumente su tamaño y sustituya su color por otro más rojizo. Mientras tanto, las imágenes de ayer nos ayudan recordar dicho momento y a amenizar la espera para el siguiente.

Tenerife (España)

Créditos: Teleférico del Teide

Madrid (España)

Créditos: Emilio Galvez | Planetario de Madrid

Santiago de Compostela (España)

Créditos: Lavandeira jr | EFE

Lisboa (Portugal)

Créditos: GTRESONLINE

Bogotá (Colombia)

Créditos: EFE

Caracas (Venezuela)

Créditos: Miguel Gutierrez | EFE

Buenos Aires (Argentina)

Créditos: GTRESONLINE

Puerto Príncipe (Haití)

Créditos: GTRESONLINE

Illinois (Estados Unidos)

Créditos: GTRESONLINE

Washington DC (Estados Unidos)

Créditos: J. David Ake | Associated Press

Londres (Reino Unido)

Créditos: REUTERS

Glastonbury (Reino Unido)

Créditos: GETTY IMAGES

Colonia (Alemania)

Créditos: Rolf Vennenbernd | European Pressphoto Agency

Berlín (Alemania)

Créditos: EFE

París (Francia)

Créditos: Charles Platiau | Reuters

Poschupovo (Rusia)

Créditos: REUTERS | Maxim Shemetov

El Cairo (Egipto)

Créditos: REUTERS | Amr Abdallah Dalsh

Minsk (Bielorrusia)

Créditos: Sergei Grits | Associated Press

Y para terminar, aunque sea difícil competir con la calidad de las imágenes vistas arriba, en Hipertextual también hemos aprovechado para inmortalizar la superluna sangrienta desde Sevilla, momentos antes de que ésta se tiñera de rojo.